peperonity.net
Welcome, guest. You are not logged in.
Log in or join for free!
 
Stay logged in
Forgot login details?

Login
Stay logged in

For free!
Get started!

Text page


luna ajenony - Newest pictures Wallpaper pics Wallpaper
ajeno.magazine.peperonity.net

*=El Dueño de la luna*=''


En la década del 50, ocurrió uno de los hechos más insólitos de que se tenga memoria y desde luego un chileno era el protagonista.

En 1953 el abogado Jenaro Gajardo Vera quiso ingresar al Club Social de Talca y entre las exigencias estaba la de contar con una propiedad. Ante la imposibilidad de adquirir una, al abogado se le ocurrió una brillante idea...registrar una propiedad que hasta ese momento no tenía dueño.

Cancelando unos 42.000 pesos de la época, Gajardo compró un lugar lejano, de difícil acceso y pocas comodidades...nada menos que la luna, lo cual obligó incluso al ex presidente estadounidense Richard Nixon a pedirle permiso para la llegada del hombre a la luna en 1969.
Bueno es un hecho anecdótico, pero muy ingenioso simpático de un compatriota.
Saludos Isa.
Fuente(s):
Hay 5 millones de propietarios

Jenaro Gajardo Vera tuvo mala suerte. Si internet se hubiera desarrollado antes, quizás hoy sería millonario. En 1953, el chileno registró la propiedad de la Luna, cancelando unos 42.000 pesos de la época. Pero nuestro compatriota, que murió en 1998, no pudo aprovechar la supuesta propiedad sobre el satélite para hacerse rico.

Sí lo están haciendo las tres empresas que hoy venden terrenos en la Luna.

Hasta la fecha cerca de tres millones de personas han comprado propiedades en la Luna a través de la empresa norteamericana Lunar Embassy.

Y otras dos millones han adquirido propiedades a través de la compañía inglesa Moon Estates, según informa esta última.

Sobre cuánto ha vendido Lunar Registry, la tercera firma en competencia en este mercado, no existen cifras públicas, pero la inmobiliaria asegura que son "cientos de miles".

Es decir, a lo menos hay cinco millones de personas de todas partes del mundo que se han hecho propietarias de un pedazo de tierra selenita. Increíble.

Cifras insólitas

Hay que pensar que sólo Moon Estate ya ha vendido más de 809 millones de metros cuadrados de superficie lunar, y que Lunar Embassy -la empresa más antigua en este "mercado- ha adjudicado en sus 25 años de historia más de 1.640 millones de metros cuadrados, lo que supone ingresos totales por más de 6,75 millones de dólares.

Toda una industria, que se mueve por todo el mundo.

Lunar Embassy, por ejemplo, es una multinacional con sede en Nevada, EE.UU., que ha abierto sucursales en países como Francia, Japón, Suecia, Gran Bretaña, Alemania y Nueva Zelandia.

Además, se calcula que ciudadanos de más de 180 países han apostado por este tipo de inversión. ¿Lunáticos?

Pregunta difícil de resolver.

Es que hay de todo.

"Dentistas, policías, juristas, enfermeras, médicos, taxistas, empleados de la NASA y los ex presidentes Carter y Reagan han podido cumplir su sueño", asegura Lunar Embassy.

Otra buena parte de los compradores de terrenos en la Luna son empresas que buscan incorporar a sus balances tributarios estas inversiones como una manera de justificar sus pérdidas ante las autoridades.

También hay un grupo que compra sólo por diversión, sin ánimo especulativo o de lucro.

Por ejemplo, los responsables de Moon Estates afirmaron a la prensa que aproximadamente el 80% de los compradores ve en esta adquisición sólo un regalo original para sus seres queridos. Porque esa compañía, al igual que la mayoría de las empresas del rubro, regala a los compradores curiosos certificados de propiedad y un mapa del lugar. ¡Incluso Lunar Embassy regala una Constitución Galáctica!

Claro que hay algunos que sí se lo toman más en serio. Moon Estates señala que dos de cada 10 clientes dan este paso porque ven en él una buena inversión.

Y se preocupan incluso de dónde comprar. Porque en este mercado, los métodos de venta de estas empresas no difieren de los que se usan en la Tierra.

Grandes dudas

Por ejemplo, la ubicación se paga. Así, Lunar Registry ofrece propiedades de un acre (4.047 metros cuadrados) en su "exclusivo" barrio del Mar de las Nubes por US$ 212 (115 mil pesos, aproximadamente). En cambio, un sitio ubicado en el Mar de la Tranquilidad cuesta 37,50 dólares ($20.229).

Al ver tales ofertas, la pregunta que se hacen muchos es si esto es una oportunidad o un bluff.

En este sentido, hay una mala noticia para los compradores: el panorama legal es bastante complejo. Es mejor irse con cuidado.

El Tratado del Espacio Ultraterrestre de la ONU, firmado en 1967 por 90 países, entre ellos Estados Unidos y Rusia, prohíbe registrar como propio o comprar objetos más allá de la Tierra. Cualquier compra, por lo tanto, sería contraria al derecho internacional.

Las empresas se defienden y dicen que el acuerdo internacional prohíbe que estados y gobiernos hagan ejercicio de su soberanía en regiones fuera de la Tierra, pero que no habla nada sobre los gestores inmobiliarios particulares.

Valiéndose de esta argucia, Dennis Hope proclamó en 1980 su dominio sobre la Luna y la dividió en 3.122.002 parcelas iguales de 7 kilómetros cuadrados, previa aprobación de un juzgado en Estados Unidos.

Hope, quien se autoproclamó presidente del Gobierno Galáctico, dice ser el único propietario no sólo de la Luna, sino también de los demás planetas del sistema solar, argumentando que envió sus propuestas a la ONU y a los gobiernos de EE.UU. y Rusia, y que como nadie respondió, las dio por válidas.

Tan en serio se toma su posición de único propietario, que se calcula que anualmente gasta cerca de 70.000 dólares en abogados en pleitos con las páginas web que ofrecen productos parecidos.

Habrá que ver cuánto le duran las ínfulas.

Según Space.com, el Instituto Internacional de Derecho Espacial (IISL) trabaja para la ONU en un documento que declararía nula, para todos los efectos, cualquier reclamación sobre la propiedad más allá de la Tierra, para así acabar con las interpretaciones confusas.

Sería el segundo intento, pues la ONU ya impulsó hace algunos años un acuerdo para prohibir cualquier explotación comercial del satélite: el llamado Tratado Lunar de 1984, pero entonces sólo obtuvo el beneplácito de media docena de países.

Mientras tanto, las empresas de este insólito mercado seguirán peleando por dominar el universo.

Moon Estate, por citar un caso, quiere expandir su imperio al resto del sistema solar. Así, en Marte y Venus la empresa venderá terrenos al módico precio de 50 dólares la hectárea.

¿Alcanzarán los compradores a conocer los sitios que compraron? O será que cuando lleguen verán que el mismo terreno ya había sido vendido a otro terrícola.

Muchos no pierden la esperanza. Endre Mozsgai, el primer húngaro que compró su parcela, dice que construirá su casa en la Luna "para pasar allí sus años de jubilado". ¿Lunático?

Si ude3 desea ser parte de estos lunaticos entra a este sitio

http://www.tierralunar.com/

http://www.agentelunar.com/precios.aspx

http://www.lunarregistry.com/


This page:




Help/FAQ | Terms | Imprint
Home People Pictures Videos Sites Blogs Chat
Top
.