peperonity.net
Welcome, guest. You are not logged in.
Log in or join for free!
 
Stay logged in
Forgot login details?

Login
Stay logged in

For free!
Get started!

Text page


agosto images - Newest pictures
cartas.de.fe.peperonity.net

-=Te quiero libre=-



¡Hola amigo¡ Aquí estoy de nuevo escribiendo esta carta para ti. Gracias por “abrir este correo” que hemos establecido entre nosotros. Me siento feliz con mis amigos, con vosotros, contigo. Ya te lo he dicho más de una vez. Y quiero hablarte de algo que me preocupa mucho. Y que conste que por eso mismo he dado Mi Vida. Se trata de la LIBERTAD. Llevo siglos y siglos oyendo hablar a los hombres de libertad. Y en estos tiempos parece que hay un afán desmedido por conquistar cotas de libertad. Y eso no estaría mal si de verdad el hombre supiera lo que es realmente ser libre.

Observo que el mundo más que conquistar la libertad, lo que pretende es comprarla. Se ha convertido la libertad en un artículo de supermercado. Y hay ofertas de libertad por todas partes. Pero el hombre no es libre de verdad. Al menos no lo son muchísimos que andan por la vida haciendo lo que quieren. Mira, la libertad es tan seria, tan importante, que no tuve ningún inconveniente de hacerme hombre y dejarme machacar por ofreceros la oportunidad de disfrutarla. Pero me da pena. Siento mucho que multitudes inmensas, jóvenes y mayores, sigan buscándola donde nunca la van a encontrar.

Yo dije una vez, y está reflejado en el Evangelio, que LA VERDAD OS HARÁ LIBRES. Y sigo manteniendo esa rotunda afirmación, porque mi Palabra es divina, y no puede cambiar. Y, ¡cuanta gente anda en la mentira! Sí, amigo mío, hay mucha mentira metida en la vida de los hombres. Hay mucha falsedad, mucho teatro, mucha máscara… ¿Cómo es posible que todavía no caigan en la cuenta que a Dios no se le puede engañar? ¿Dónde piensan encontrar LA VERDAD? Parece que a mis amigos de siempre, a muchos de ellos quiero decir, les importa poco LA VERDAD. Se enseñan, se predican, se escriben falsedades como puños sobre Mí, sobre Mi Palabra, sobre Mi Iglesia, sobre la vida evangélica… Se duda de la autoridad de la Iglesia. Se pretende dar por bueno lo que son verdaderas aberraciones. No, no es posible hacerme decir a Mí lo que Yo nunca he dicho, ni podré decir jamás. Ya recuerdas que una vez dije que no había venido a quitar o cambiar la Ley, sino a que se cumpliera bien hasta lo más pequeño. Y dije claramente que la perfección de la Ley está en el AMOR. ¿Y qué se ha hecho con todo mi programa de vida?

No quiero ser pesimista ni negativo porque, entre otras cosas, no lo puedo ser como Dios, pero te puedes creer que en mi Corazón surgen a veces las mismas lágrimas que salieron de mis ojos humanos cuando vi a la pobre ciudad de Jerusalén podrida por el desamor y la hipocresía. Las mismas lágrimas que brotaron por el dolor de ver a mi amigo Lázaro muerto. Tengo muchos amigos muertos, y quiero resucitarlos. Necesito a otros muchos amigos que vayan descorriendo lápidas selladas sobre tumbas tristes para que salgan a la luz los resucitados. Y te lo digo a ti, y al otro, y a todos: SALID FUERA. Que os quiten esas vendas que os han puesto los sembradores de muerte y mentira, y que os dejen libres para caminar.

Me duele la infidelidad de tantos en los que puse toda mi confianza. Me da lástima de todos aquellos que andan equivocados y exhiben en público sus vergüenzas, sus errores, sus pecados… Pero que esto no os desanime. Siempre ha pasado. Y seguirá pasando. Pero tu fe no puede fallar si la tienes fundamentada en la VERDAD, y confías en Mí. Yo sigo contando con mis verdaderos amigos. Os necesito para rehacer, para renovar mi Iglesia. Ya se que sois pocos, pero me sobran si de verdad puedo contar con vuestra fidelidad, vuestra lealtad. Pienso que cuento con la tuya. Pero quiero que se lo digas a los otros. Y poco a poco iremos haciendo un grupo de gente dispuesta a todo, porque el mundo necesita hombres resucitados, yo necesito odres nuevos para echar el vino nuevo de la GRACIA y la VERDAD.

Te espero en el Sagrario para pasar un rato juntos. ¿Puedo confiar en ti? No me falles porque de ti van a depender cosas muy importantes. En este tiempo en el que vais a conmemorar mi Pasión, mi Muerte, y mi Resurrección, no me dejes solo. Ya sé que para mucho será ocasión de diversión, pero para ti, y para todos mis amigos ha de ser una oportunidad de decirle a la gente lo mucho que quiero al hombre. Si no me quieren ver como Dios, ellos verán, pero al menos que vean que Alguien dio la vida por defender la VERDAD y la LIBERTAD de todos los hombres. ¿Qué pude hacer más que no lo hiciera? Lo tienes claro, ¿verdad? Pues adelante. Un abrazo, y hasta pronto.



This page:




Help/FAQ | Terms | Imprint
Home People Pictures Videos Sites Blogs Chat
Top
.