peperonity.net
Welcome, guest. You are not logged in.
Log in or join for free!
 
Stay logged in
Forgot login details?

Login
Stay logged in

For free!
Get started!

Text page


bajo sus alas ajenony - Newest pictures
devocionales.peperonity.net

¿Quién soy?

Lo que todo joven creyente debe saber acerca de sí mismo



¿Quién soy?

Resulta significativo que los primeros astronautas, mientras eran preparados para sus vuelos a la luna, debieron dar veinte respuestas a la pregunta: "¿Quién es usted?"

Y es que el asunto de la identidad es un intrincado problema aun para los adultos. ¿Cuánto más no lo será entre los jóvenes? Desde que nos asomamos al mundo de los grandes hemos tratado de resolver este asunto. Y la primera cosa a la cual echamos mano es a buscar héroes a los cuales imitar.

Desconcertados ante la incógnita de nuestro propio yo, procuramos cubrirnos con trocitos arrancados de otras personalidades que nos resultan atractivas. Es como armar un puzzle con piezas de puzzles diferentes. Por supuesto, es bastante difícil que resulte de ello algo coherente. Es así cómo muchas personas, siendo aún mayores, nunca han logrado armar una personalidad real. Es como si viviesen con rasgos, ideas y propósitos prestados, y, a veces, incoherentes.

Amado joven creyente: ¿Quién eres tú, realmente?. Un hombre de Dios ha dicho: "Tú eres tres personas: Aquella que crees ser; aquella que otros piensan que eres; y aquella que Dios sabe que eres y que podrás ser por medio de Cristo".

LO QUE CREES SER

Lo más probable es que la imagen que tienes de ti mismo sea huidiza y cambiante. Ni tú mismo sabes qué y cómo eres. Y, además, no estás conforme con ella. Puede ser que en un momento estés relativamente conforme contigo, y luego, caes en el desánimo por largo tiempo.

El no estar conforme contigo mismo puede llevarte a momentos de gran depresión. Crees no estar a la altura de lo que esperan de ti, sientes que no eres digno de ser amado, y de hecho crees que no lo eres.Vienen argumentos a tu corazón que dicen que todo cuanto hagas será inútil, que no habrá una nueva oportunidad para ti, que tu problema no tiene solución. Oh, ¿quién podrá ayudarte?

LO QUE OTROS PIENSAN QUE ERES

Muy pronto te das cuenta que hay una disociación entre lo que crees ser y lo que otros piensan que eres. Así, surge la necesidad de ajustar ambas imágenes, cediendo del ser al parecer ser, o bien, buscando imponer a los demás claramente lo que crees ser.

A veces la imagen que proyectas te sirve de escudo, cuando de verdad sabes que no eres ni tan fuerte, ni tan inteligente, ni tan noble. Pero a veces ocurre lo contrario, la imagen que proyectas va en desmedro de lo que crees ser realmente. Y entonces luchas por mostrar quién realmente eres o crees ser. Sientes, o bien, que eres conceptuado muy positivamente o, al revés, que eres objeto de una tremenda injusticia.

También te darás cuenta de que esa imagen que proyectas está grandemente determinada por tu cuerpo, a veces muy a tu pesar. Como que te dan ganas de que haber tenido otro cuerpo, más afín a como tú crees que eres. Y tratas de introducir en tu cuerpo las modificaciones (aunque sea disfrazándolo) necesarias para alcanzar tu objeto.

LO QUE DIOS SABE QUE ERES Y QUE PODRÁS SER POR MEDIO DE CRISTO

Ante Dios y para Dios eres realmente lo que eres. No caben aquí falsificaciones ni hipocresías, no hay imágenes impostadas. Nada aquí es aparente; todo es real.

¿Y qué eres para Dios? Como ya has sido alcanzado por la luz de Dios, sabes perfectamente quién eres, porque Dios te lo ha mostrado por su Palabra. Tú eres un pecador, ni mejor ni peor que todos los hombres. Eres hijo de Adán, y como tal, estás destinado a la condenación. No hay mérito en ti; eres un pecador perdido. ¿Quién podrá salvarte? Tú sabes que en ti no mora el bien, que todo tu ser está inclinado al pecado. ¡Oh, qué oscuro panorama, qué desoladora realidad!

Pero eso no es todo. Dios sabe que tú has recibido a Jesucristo en el corazón. Que, reconociendo tu irreparable pecaminosidad, te has acogido a la gracia de Dios en Cristo Jesús. Entonces, ahora, la justicia de Jesucristo viene a ser tuya por la fe. Y Dios ya no te ve en ti mismo, bajo condenación eterna, sino en la bendita posición de hijo de Dios, salvo para siempre.

Así que, en ti hay una doble realidad. Hay algo que todavía conservas de tu antigua estirpe: tu alma con inclinaciones al mal, y tu cuerpo de humillación, que muestra las flaquezas de la destitución anterior. Pero también llevas mucho de la nueva creación: Un nuevo corazón, un espíritu nuevo dentro de ti, y el mismo Espíritu de Dios, que habita en él. De manera que eres, por un lado, un vaso de barro, frágil; pero, por otro, eres un magnífico tesoro dentro de ese vaso.

Esto es lo que eres hoy para Dios. Sin embargo, hay algo más. Hay algo que tú puedes llegar a ser por medio de Cristo. ¿Qué es? Dios desea que tú llegues a ser en todo semejante al Señor Jesús. ¡Qué tremendo objetivo! Para lograrlo, Dios te trata como un Padre trata a sus hijos, es decir, amándote y sometiéndote a su disciplina, para que participes de su santidad.

En tanto, el Espíritu Santo hace un doble trabajo en ti. Por un lado, está restando cosas de ti y, por otro, está agregando la vida y el carácter de Cristo. ¿Cómo lo hace? Él dispone todas las circunstancias de tu vida para que, por medio de ellas -especialmente por medio de tus sufrimientos- este bendito carácter de Cristo se vaya plasmando en ti. De modo que, en algún tiempo más, seas más y más Cristo y menos Adán.

¿No es maravilloso? Lo que eres para Dios es ¡un pecador salvado y regenerado! Lo que puedes llegar a ser es ¡nada menos que semejante a Cristo! Después de conocer estas cosas, creo que nunca más caerás en el hoyo de la depresión, ni te verás jamás desamparado. Dios te ama, y te lo demuestra claramente cada día.

*****************

What every young believer needs to know about himself

Who am I?

It is significant that the first astronauts, while being prepared for its flight to the moon, they had to give twenty answers to the question: "Who are you?"

And that is the question of identity is a complex problem even for adults. How much more will not be among the young? Since we look at the big world have tried to resolve this issue. And the first thing to which we turn is to look for heroes to emulate them.

Puzzled by the mystery of our own self, attempts to cover with pieces torn from others that we are attractive. It's like putting a puzzle with pieces from different puzzles. Of course, it is quite difficult so anything coherent. So how many people, even more, have never managed to put a real personality. It is as if they lived with features, ideas and purposes provided, and sometimes incoherent.

Beloved young believers: Who are you, really?. A man of God said: "You are three people: Those who think to be, that others think you are, and that God knows who you are and you can be through Christ."

LO QUE CREES SER

Most likely, the image you have of yourself is elusive and changeable. Yourself or know what and how you are. And besides, are not consistent with it. Maybe at a time when you're relatively in line, then fall into despair for a long time.

Failure to comply with yourself can lead to moments of great depression. Think not to live up to what they expect of you feel that you are not worthy of being loved, and do not think eres.Vienen arguments in your heart that everything you say is useless, that there will be a new opportunity for you, that your problem has no solution. Oh, who can help?

WHAT OTHERS THINK YOU ARE

Soon you realize that there is a dissociation between what we believe to be and what others think you are. Thus arises the need to align the two images, giving seems to be of, or seeking to impose on others what you think be clear.

Sometimes the image you project that serves as a shield, when you really know who you are or not as strong or as smart or as noble. But sometimes the opposite happens, the image you project will affect what we believe to be reality. And then struggles to show who you are or think really be. Feel, or you are highly conceptualized, or conversely, you are subject to a tremendous injustice.

Also you will notice that the image they project is greatly determined by your body, sometimes quite to your sorrow. As you want to have another body, more akin to how you think you are. And trying to introduce changes in your body (even disguising) required to achieve your goal.

YOU KNOW THAT YOU ARE GOD AND THAT MAY BE THROUGH CHRIST

Before God and to God you really are what you are. Fakes do not fit here or hypocrisy, there are no images imposts. Nothing here is apparent, everything is real.

And what are you for God? As you've been hit by the light of God, you know perfectly well who you are, because God has shown you by his Word. You are a sinner, neither better nor worse than all men. You are the son of Adam, and as such are destined for damnation. There is no merit in you, you are a sinner lost. Who will save you? You know that you not delay the good that your whole being is inclined to sin. Oh, what dark scene, what grim reality!

But that's not all. God knows that you have received Jesus Christ into his heart. That irreparable acknowledging your sinfulness, you have received the grace of God in Christ Jesus. So far, the justice of Jesus Christ comes to be yours by faith. God no longer sees you in yourself, in eternal damnation, but in the blessed position of the son of God, except for ever.

So, you are a dual reality. There is something that still preserved your old stock, thy soul with inclinations to evil, and your body of humiliation, which shows the weakness of the previous dismissal. But they also carry much of the new creation: a new heart, a new spirit within you, and the same Spirit of God that dwells within him. So you're the one hand, a cup of mud, fragile, but otherwise, you are a magnificent treasure within that cup.

This is what you are today for God. However, there is something else. There is something you can become through Christ. What is it? God wants you to become similar in all the Lord Jesus. What a great goal! To accomplish this, God treats you as a father treats his children, ie Amandote sometiéndote their discipline and to participate in his holiness.

Meanwhile, the Holy Spirit makes ...


This page:




Help/FAQ | Terms | Imprint
Home People Pictures Videos Sites Blogs Chat
Top
.