peperonity.net
Welcome, guest. You are not logged in.
Log in or join for free!
 
Stay logged in
Forgot login details?

Login
Stay logged in

For free!
Get started!

Text page


fe b these precious posters - Newest pictures Comics/Fantasy/Anime
ecos.de.fe.peperonity.net

[»«]Prosperidad Espiritual[»«]

(¯`·.-·=»‡«=·-.·´¯)

Prosperidad Espiritual

- - --^[±‡±]^-- - -


Nadie puede vivir por el Sermón en el Monte (Mateo 5-7). Muchos lo han intentado, pero pone en peligro nuestra depravación espiritual.

Una mirada propia del Sermón en el Monte siempre señala a la gracia de Dios, y luego nos dice de como nosotros debemos de vivir como pueblo redimido de Dios. Cuando nosotros examinamos la naturaleza del Reino de Dios, nosotros reconocemos nuestra depravación, y nuestra necesidad por el sacrificio de la muerte de Jesucristo. Este Sermón de Jesús nos esfuerza a venir a Jesucristo para nuestra salvación, y luego explica como debemos de vivir como creyentes. Cuando nosotros la estudiamos nosotros reconocemos que nosotros difícilmente podemos vivir por sus mandamientos sin la gracia salvadora de Dios en Jesucristo.

Aquí hay una descripción de la persona que ha recibido la ayuda especial de la gracia de Dios mediante la fe en Jesucristo. Esta persona vive a lo alto de las oportunidades, cambios y circunstancias de la vida. ¿Cuáles son las características de alguien que es bienaventurado por Dios?

La persona representada como “bienaventurada” (makarios) es identificada con carácter puro. Esto es un discernimiento de conformidad de Dios encontrado en la Justicia.” Él es la persona espiritual prospera porque él ha experimentado la ayuda de Dios.

“Bienaventurado los pobres en espíritu” (v. 3) La palabra “pobre” es usada en pobreza abatida en la persona que mendiga por todo lo que él come. De tal manera, Jesús no está intercediendo en vivir en pobreza. Yo puedo ver las ruinas de pobreza cada día donde yo vivo y no hay nada bueno relacionado a esto. Jesús está dando mucha importancia a nuestra pobreza espiritual en relación con Dios. Esto es estar espiritualmente en bancarrota. Nosotros no podemos hacer nada para anhelar una buena relación con Dios porque nosotros somos pecadores. Nosotros somos espiritualmente mendigos. Esto es estar en destitución espiritual totalmente y desamparado ante Dios (Romanos 5:6; Isaías 1:6; 6:5) La única cosa que nosotros podemos hacer es interceder por la misericordia de Dios y lanzarnos a la gracia salvadora en Cristo. Ser “pobre en espíritu” es confesar que yo soy un pecador, y que no puedo ser salvo por mí mismo.

“Bienaventurado los que lloran” (v. 4) La idea es llorar así como alguien llora por el muerto. Es llorar por nuestra condición espiritual depravada. Es un discernimiento de convicción de pecado. El consuelo que viene es el resultado del evangelio que salva. Dios nos consuela cuando nosotros confesamos nuestra pobreza espiritual ante él y cuando creemos en Cristo Jesús como nuestro Salvador. El Espíritu Santo consuela a los que lloran por sus pecados.

“Bienaventurados los mansos” (v. 5) La versión de King James usa la palabra “manso.” Jesús describe a la persona que suavemente se somete a Dios. Él acepta la mirada verdadera de su persona bajo el control de Dios. Aquí está la persona intervenida por Dios que rinde cada entusiasmo de su vida al Espíritu Santo. Allí existe una ausencia de orgullo en una vida en rendimiento a la voluntad de Dios.

“Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia” (v. 6) Jesús está presionando la justicia actual del creyente que cede su vida diaria y la existencia interna del Espíritu Santo. Es la justicia entregada de Cristo viviendo en nosotros para obtener justicia pero en Dios para producirla en nosotros. “Es una justicia otorgada, no una justicia obtenida.

El bienaventurado no la obtiene sino que tiene hambre y sed de ella...¿Cómo puede alguien tener un deseo inmenso por una buena eminencia ante Dios sin al mismo tiempo tener el deseo de querer hacer lo correcto? Pregunta Leon Morris. “Es una justicia que el pueblo no produce por si misma....Esta justicia es un don de Dios...ellos no la obtienen, sino que Dios cumple su anhelo. Dios no desilusionara a nadie que tiene este gran deseo de hacer su voluntad. Aquellos que anhelan esta justicia tendrán una gran dimensión, no una huella.”

¿Tenemos nosotros el entusiasmo para producir el tipo de justicia de Dios en nuestras vidas? La única manera que un creyente puede tener una buena relación ante Dios es mediante el trabajo de sacrificio de Cristo en la cruz. ¿Entonces como debemos de vivir nosotros? El don viene a aquellos que lo buscan incondicionalmente, pero no de ellos mismos, es un don de Dios. Solamente aquellos que tienen hambre y sed de justicia serán llenos.” “La justicia autorizada y ofrecida por Dios deberá de ser el objeto del gran deseo, vivamente de buena fe, e implacable.”

Cristo hace un cambio radical en nuestras vidas. Nosotros somos nuevas criaturas en él (2 Corintios 5:17) Él crea el hambre y sed, como un mendigo, para ser como Cristo. “Aun es imposible para que las buenas obras puedan justificar a cualquier persona, es tan imposible también para que una persona justificada pueda vivir sin hacer buenas obras,” observa William Hendriksen.

“Bienaventurados los misericordiosos” (v. 7) Este es el carácter del creyente que ha recibido la misericordia de Dios. Nosotros no somos merecedores de ella, pero Cristo tiene misericordia de nosotros que nos salvó. Nosotros devolvemos lo que hemos recibido. Dios ha sido misericordioso con nosotros; por lo tanto nosotros tratamos a otros con el mismo tipo de misericordia. Esto es piedad en acción. Nosotros vemos el daño causado por el pecado en otros y nosotros queremos hacer algo por esto.

“Bienaventurados los de limpio corazón” (v. 8) “Aquellos que han experimentado la influencia limpia del Espíritu Santo son limpios de corazón.” “Solo los limpio de corazón verán a Dios.” Todos algún día experimentaremos nuestra redención por completo y “sabemos que cuando él sea manifestado, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es” (1 Juan 3:2) el siguiente versículo nos dice, “Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, como él también es puro” (v. 3) ¿Tienes tu tal devoción con motivos puros absolutamente puestos en Cristo?

“Bienaventurados los que hacen la paz” (v. 9) Una vez que hayas experimentado la paz con Dios tu quieres decírselo a todo mundo. Tu le dices a otros mendigos en donde encontrar el Pan de Vida y como deleitarse en él.

“Bienaventurados los que son perseguidos por causa de la justicia” (vv10-12) La énfasis está en la persecución que viene a todos los creyentes porque ellos son como Cristo. Si tu tienes una buena relación con Dios mediante su gracia gratuita tu serás perseguido. Persecución demuestra que nosotros estamos en la compañía de lo leal.


This page:




Help/FAQ | Terms | Imprint
Home People Pictures Videos Sites Blogs Chat
Top
.