peperonity.net
Welcome, guest. You are not logged in.
Log in or join for free!
 
Stay logged in
Forgot login details?

Login
Stay logged in

For free!
Get started!

Text page


nov profetaezequielmiguelangelbuonarroti - Newest pictures
ecos.de.fe.peperonity.net

[»«]Analizando al profeta Ezequiel[»«]



-·=»‡«=·-


La Profecía de Ezequiel no es tan bien conocida como la Isaías, la de Daniel, y la de los otros profetas. No se cita tanto en el Nuevo testamento, ni se han empleado con tanta frecuencia para sermones como aquéllas. Sin embargo, tiene muchas interesantes parábolas, alegorías, visiones y acciones simbólicas, con muchos paisajes aislados que se presentan para sermones evangélicos, y bien merece un estudio detenido, recompensando al lector que con ahínco y empeño se dedica a estudiarla.
Ezequiel, en algunos sentidos, se parece a los profetas que le precedían en el gran interés que él manifestaba en el estado nacional judío. Pero, ya que este se estaba desintegrando cuando él desempeñaba su ministerio y se encontraba lejos de su nación entre los cautivos judíos en Babilonia, se dedicaba mucho más que sus predecesores a un ministerio al individuo, predicando un mensaje de responsabilidad individual que no aparece en las profecías de ellos. Isaías había predicado un mensaje de responsabilidad nacional, como si dijera: "La nación que pecare, esa morirá." Ezequiel predicó ese mensaje, pero agregó a él el anuncio de 18:4,20; "El alma que pecare, esa morirá". Así que, mientras que los otros profetas habían sido verdaderos estadistas religiosos en su interés y actividades, Ezequiel más bien actuó en relación con una pequeña comunidad hebrea en el cautiverio, y no con el estado civil judío. Se ocupó mucho más en una obra más bien pastoral que política, y en esto se diferencia de aquellos que le habían precedido.
Como Daniel y Zacarías después, Ezequiel refirió en su profecía muchas visiones. Los profetas antes que él se habían valido más de metáfora y otras figuras de la misma clase. Ezequiel, Daniel y Zacarías vieron muchas visiones y las narraron en sus profecías.
La Profecía de Ezequiel pertenece al grupo de Profetas Mayores, según la clasificación común que se ha adoptado para la Biblia. En la Biblia hebrea, pertenece al grupo de profecías que se denomina Profetas Posteriores, que incluye los dos grupos que nosotros clasificamos como Profetas Mayores y Profetas Menores, menos Daniel, que los hebreos ponían entre los Escritos (Hagiografía). Los profetas Anteriores, según la clasificación hebrea, eran Josué, Samuel y Reyes. Los libros de Crónicas, Esdras, Nehemías, y Ester también pertenecían a la Hagiografía.
I. Nombre
En nombre del profeta Ezequiel significa Dios es fuerte, o Dios fortalece. Era hijo de un tal Buzi de quien no se sabe nada. Pasó Ezequiel su juventud en Jerusalén donde actuó de sacerdote en los servicios del templo, y la predominancia de estos ritos en su obra profética viene de su recuerdo de las experiencias que habías tenido en el santuario. Aunque Jeremías también era sacerdote, él nunca funcionó como tal, por haber sido sus antepasados depuestos por Salomón .
II. Bosquejo de la historia contemporánea.
Los libros proféticos son incomprensibles aparte de la historia contemporánea, resultando especialmente obscura la Profecía de Ezequiel cuando no se tiene en cuenta al ambiente histórico en el cual el profeta vivió y predicó. Trazaremos los puntos salientes de los acontecimientos históricos de la época de Ezequiel.
- Invasión de los escitas.
Unos cuantos años antes de que naciera el profeta Ezequiel sucedió una grande irrupción de una tribus bárbaras conocidas bajo el nombre de escitas, que vinieron del norte. Habiendo desolado una gran parte de varios países de Asia, como Asiria, Babilonia, Siria y Persia (según el historiador griego Heródoto), pasaron por Palestina, llegando hasta Idumea. Tenían el propósito de invadir a Egipto, pero por alguna razón que no es clara no lo hicieron. El que realmente llegan hasta Judá no es un hecho comprobado, ya que no hay referencia alguna a tal suceso en los libros históricos de la Biblia. Sin embargo, en la Profecía de Jeremías, hay un reflejo de esta amenaza: cuando en el primer capítulo el profeta narra la visión de la olla hirviente, cuya faz estaba hacia el norte, la base de la visión parece ser las invasiones escitas, con su cumplimiento profético en la venida de los caldeos.
Sin duda Ezequiel se había criado en el ambiente de amenaza que procedía de las invasiones escitas. Un reflejo de esto lo hallamos en la referencia del profeta a Gog y Magog en los capítulo 38 y 39 de su obra, cuando toma a estos pueblos como el epítome de todos los enemigos de Dios. Valiéndose de la misma idea, Juan tomó esta idea de Ezequiel como base para su descripción en el Apocalipsis de los enemigos de Dios; son Gog y Magog los que representan a todos los enemigos. Tanto en Ezequiel como en el Apocalipsis, los dos términos Gog y Magog son simbólicos y no literales; no se refiere al rey Gog y su pueblo Magog específicamente, sino a ellos como símbolos de los enemigos de Dios.

- Hallazgo del libro de la ley.
Otro acontecimiento que debe haber contribuido a la formación del carácter de Ezequiel, así como el de Jeremías, fue el hallazgo del libro de la ley en el templo, habiendo Ezequiel nacido aproximadamente en el año cuando éste fue encontrado (c.de 621 a. De J.C.) Por lo importante de este suceso, se dio un impulso muy grande a la reforma que el rey Josías (en cuyo reinado se verificó) había ya iniciado; Ezequiel pues se crió en una atmósfera de alto interés religioso y de reforma, que, sin duda, le habías afectado profundamente.
- Disminución del poder de Asiria y crecimiento del de Babilonia.
Habiendo Asiria ejercido autoridad sobre el mundo por unos dos siglos, le tocó al final disminuir frente al nuevo y creciente poderío de Babilonia. Siendo Judá nominalmente una dependencia de Asiria durante la época de Josías, prácticamente se portó como nación independiente.
- Política vacilante de Judá.
En la época anterior al ministerio de Ezequiel, Judá había seguido una política vacilante frente a la dobre amenaza que se cernía sobre la nación: Asiria en el norte, y Egipto en el sur. Tanto Isaías como Jeremías había predicado constantemente en contra de la política de aliarse con estas naciones, teniendo poco efecto sus anuncios de desastre: primero se aliaba el pueblo con Egipto, luego nuevamente con Asiria, con el resultado de que a menudo sobrevenía sobre Jerusalén la ira de ambos países al mismo tiempo.
- Batalla de Meguido.
La batalla de Meguido puede llamarse la crisis de la historia judía. Se verificó aproximadamente en 608 a. De J.C. Viniendo Faraón Necao con sus ejércitos, subió por la costa del Mediterráneo y entró en Palestina. Aunque no amenazaba a los judíos (buscaba más bien hacer frente a los ejércitos de Caldea), Josías salió a afrontarlo. Declarándole Necao que no quería pelear, Josías insistió. En la batalla que sucedió fue muerto Josías, siendo vencido enteramente el ejército de Judá.
Los resultados de esta batalla constituyeron una gran desilusión para el pueblo judío, que parece haber salido a guerreas con la plena convicción de que Jehová estaba con él, y que esto, así como en cualquier proyecto que iniciaran, ganarían. Con esta derrota, terminó el idealismo en la política: al ver el pueblo que habías perdido la batalla (a pesar de haber creído que Jehová estaba con él), volvió a la antigua política de una aparente alianza con dos países Egipto y Babilonia, procurando en esta forma salvarse de su amenaza.

Primer traslado a Babilonia.
Joaquim, el rey de Judá durante 608-597, había sido puesto en el trono por el rey egipcio (Necao) y era aliado de Egipto. Viniendo Nabucodonosor con ira a Jerusalén después de vencer a Necao en Carquemis, llevó a Babilonia, en carácter de rehenes, a algunos de los aristócratas judíos, entre ellos Daniel y sus tres amigos:Sadrac, Mesac, y Abed-neg (Dan. 1:1-7). Esto fue en 605 a. De J.C.
- Segundo traslado a Babilonia.
Habiéndose rebelado Joaquim, vino de nuevo Nabucodonosor para dominar la rebelión. Cuando el rey llegó a Jerusalén (en 597), ya había muerto Joaquim y reinaba en su lugar Joaquín, que ocupó el trono sólo tres meses. Habiendo conquistado a la ciudad, Nabucodonosor llevó preso a Joaquín, y en su ligar puso a su tío Sedequías, hijo de Josías . En Babilonia Joaquín pasó treinta y siete años en la cárcel antes que fuese puesto en libertad por Evil-merodac, rey de Babilonia. Ezequiel siempre fechó los acontecimientos de acuerdo con el período de cautividad de Joaquín.
Entre otros que fueron llevados a Babilonia en 597 se hallaba Ezequiel, y con él muchos de la clase noble de Jerusalén: sacerdotes, artesanos, políticos. El propósito de Nabucodonosor fue hacer desaparecer del gobierno de Judá a todos aquellos que conocían los asuntos de gobierno con el fin de terminar con toda posibilidad de resistencia organizada en Palestina contra su autoridad. Pero no había estimado debidamente el fanatismo y el nacionalismo extremos de los judíos, quienes, aun sin sus dirigentes y gobernantes, organizaron una rebelión más importante bajo el poder de Sedequías que la que habían hecho bajo Joaquim.
- Dos corrientes de historia judía.
Desde el traslado de Babilonia en 597 a. De J.C. hasta la final destrucción de Jerusalén en 586, hay dos corrientes de historia judía: la que seguía en Jerusalén, y la que se desarrollaba entre los trasladados a Babilonia. Los cautivos seguían con sumo interés el desenvolvimiento de los acontecimientos políticos en Palestina, informándose de alguna manera de los sucesos muy poco después que se verificaron.
Los transportados miraban siempre con menosprecio las actividades de los gobernantes en Jerusalén que habían sido puestos en su lugar cuando ellos fueron trasladados a Babilonia. Los cautivos se encontraban muy lejos de los asuntos nacionales en cuerpo, pero no es espíritu; se creían mucho más capaces para dirigir los asuntos de Jerusalén que los que ocupaban en Palestina los ...


This page:




Help/FAQ | Terms | Imprint
Home People Pictures Videos Sites Blogs Chat
Top
.