peperonity.net
Welcome, guest. You are not logged in.
Log in or join for free!
 
Stay logged in
Forgot login details?

Login
Stay logged in

For free!
Get started!

Text page


aprende a decir no - Newest pictures
educando.con.fe.peperonity.net

^+^'Diciendo no^+^'


(La imagen es la portada del libro de Robert Langis de Editorial Sirio)

DECIR NO

Diciendo "no" también educamos

Eso está bien, aquello está mal, así se hace, así no... nos da la impresión de que los primeros años de nuestros hijos los pasamos señalando todo lo que se puede y, sobre todo, lo que no se puede hacer. Muchos padres tienen la sensación de decir “no” mil veces al día. O, al menos, de tener ganas de decirlo, porque con frecuencia nos frena la inseguridad de prohibir cosas a nuestros hijos. En realidad, poner unos límites claros y razonables es una de las tareas más importantes para que los niños no se conviertan en unos pequeños tiranos. Y cuanto antes, mejor.

Decir "no" de una forma razonada, como por ejemplo: "Esto no puedes hacerlo por tal y tal cuestión…" o "deberías hacer las cosas de esta forma porque…" es más efectivo que un "no" contundo y sin explicaciones.

Aunque conviene poner límites a nuestros hijos desde pequeños, no debemos abusar de un "no" tajante ya que ellos son exploradores por naturaleza y también aprenden de sus errores.

Es preferible utilizar un "no" en el momento preciso que dejar pasar las cosas y acabar luego con un mal humor que pagamos a destiempo.

Enseñarles lo que deben hacer y cómo hacerlo también son formas de decirles "no" pero de una manera positiva. De este modo el niño se siente orientado y no tan coartado.

No pongamos nunca en duda nuestra negativa; si hoy decimos "no veas la tele más tarde de las ocho" y mañana no seguimos esta indicación, perdemos credibilidad. No vale el hoy "blanco" y mañana "negro".

Hay que mantener con firmeza las normas que decidamos, si se las dejamos saltar un día o dejamos de vigilar su cumplimiento, los pequeños acabarán "toreándonos". Otra cuestión es que con el tiempo vayamos reformulando nuestras decisiones.

El "no" no excluye la aprobación. A los niños les gusta sentirse elogiados y reforzados, y de la misma manera que se les riñe cuando hacen algo mal, hay que felicitarles cuando hacen las cosas bien.

Los límites han de seguir criterios educativos y no responder a nuestro miedo o comodidad. Por ejemplo, si nos da miedo que baje por el tobogán es preferible que estemos atentos antes que prohibírselo.

*******************

Saying "no" also educate

That's good, what is wrong, this is done, so no ... gives us the impression that the early years of our children spent drawing everything that can be and especially what can not be done. Many parents say they feel "no" a thousand times a day. Or at least have wanted to say, because we often slows things prohibit unsafe for our children. In fact, put clear limits and reasonable is one of the most important tasks for children do not become petty tyrants. And the sooner the better.

Saying "no" in a reasonable way, such as: "This can not be done by such and such a question ..." or "you should do things this way because ..." is more effective than a "no" contundo and without explanation.

While it makes sense to put limits on our children from a young age, we must not abuse a "no" because they are categorical by nature explorers and learn from their mistakes.

It is preferable to use a "no" at the right time to let things happen and then end up with a bad temper that we pay destiempo.

Teach them what to do and how they are also ways to say "no" but in a positive way. Thus the child is focused and not so constrained.

Do not ever doubt our negative if we say "you do not see on TV later than eight" and tomorrow we do not follow this indication, we lose credibility. Today is not worth the "white" and tomorrow "black."

We must firmly maintain the standards we decide if we are skipping a day or fail to monitor their compliance, small end "toreándonos. Another issue is that with time going by reformulating our decisions.

The "no" does not preclude approval. The children like to feel praised and reinforced, and in the same way they waged when they do something wrong, we should congratulate them when they do things well.

The limits have to follow educational criteria and not respond to our fear or comfort. For example, if we are scared to go down that slide it is better that we are vigilant before banned.


Lourdes Fernandez Mantilla
Clinical Psychologist


This page:




Help/FAQ | Terms | Imprint
Home People Pictures Videos Sites Blogs Chat
Top
.