peperonity.net
Welcome, guest. You are not logged in.
Log in or join for free!
 
Stay logged in
Forgot login details?

Login
Stay logged in

For free!
Get started!

Text page


puertaimages - Newest pictures
leyendas.de.terror.peperonity.net

.++' La puerta del sotano.++'



Día 1

Nuevamente estaba delante de aquella misteriosa puerta, me preguntaba si esta vez sería la ocasión en que de una vez por todas me atrevería a abrirla para poder ver que gran misterio escondía en su interior. Me recuerdo que muchas veces estuve en esta misma posición, frente a ella, decidiendo si hacerlo o no, creo que la culpa de no ser determinante ante la situación la tenía el miedo y el escalofriante lugar donde se encontraba: dentro y muy al final de nuestro sótano, justo en la parte más lúgubre y oscura de aquel olvidado aposento; a pesar de todo, la sensación de saber que era lo que guardaba era mucho mas intensa y poderosa, además que mi imaginación no daba a lugar a que ocultara un secreto tan grave, si para mi solo era un juego, el juego de la verdad, un simple juego de adolescente, el juego de descubrir que enigma se encerraba tras ella…

Llevando luego la llave hasta el enorme candado que protegía su entrada, me dispuse a forzar la cerradura, pero la verdad, me faltó valor… nuevamente fallé ante un nuevo intento…

Día 2

Me encontraba solo en casa, así que màs que ligero me encaminé hasta el cuarto de mis padres para tomar la llave de aquel enorme candado que ocultaban bajo un viejo velador. Muy despacio comencé a bajar las escaleras hasta llegar a la inconfundible puerta que ocultaba nuestro abandonado sótano. Nuevamente comenzaba mi gran odisea, nuevamente estaba de pie frente a ella, decidido esta vez me acerqué y comencé a introducir lentamente la llave en la cerradura, la mano me temblaba y el sudor frió comenzaba a correr por mi frente y espalda. El sótano era demasiado sombrío, por lo cual el temor aumentaba cada vez màs al estar mucho tiempo dentro de ese lugar, pero era la ocasión perfecta, tenía que hacerlo esta vez… un sonido se dejó escuchar desde la entrada de nuestra antigua casona, eran mis padres, era el ruido de su automóvil, tardaron muy poco en regresar, debía abortar nuevamente mi aventura, mierda!!! tengo que subir rápidamente las escaleras y dejar la llave en su lugar…

Día 3

Echo un pequeño vistazo por la ventana casi a escondidas, me percato que mi madre esta regando las flores en su jardín, luego voy hasta el cuarto principal, veo a mi padre durmiendo placidamente sobre su cama, sin hacer ningún tipo de ruido cojo la llave desde el velador y salgo de puntillas para no lograr despertarlo; me dirijo hacia la entrada del sótano, comienzo a descender presurosamente hasta llegar al final de mi recorrido. Al estar nuevamente frente a la rudimentaria puerta extraigo la llave desde mi pantalón y decido abrir la cerradura para terminar de una vez por todas con toda esta angustiosa situación…

- Alan!!! hijo estas por ahí!!! -es mi madre que me llama justo en este momento, no puede ser! se molestara mucho conmigo si me descubre en este tipo de juegos de índole infantil! tengo que salir de este sótano y volver al comedor a toda prisa y sin que se de cuenta…

Día final

Hoy es el día de mi cumpleaños y mis padres salieron muy temprano en busca de mi obsequio, aun recuerdo la noche anterior cuando me preguntaron que me gustaría recibir y yo les respondí que me daba lo mismo, puesto que ya no me consideraba un niño y no estaba “en edad” como para estar exigiendo cosas, así que les dije que ellos mismos decidieran que tipo de regalo escoger; bueno, creo que esto esta demás pensarlo ahora en este momento, ahora al enfrentarme nuevamente ante aquella puerta que me tiene con un nivel obsesivo severo, pero debo ser sincero y decir que el nerviosismo me corroe y que trato de pensar en cualquier otra cosa para poder espantar mis miedos, pero debo ser fuerte, no echar pie atrás y conseguir mi objetivo esta vez a como de lugar. Mirando la pequeña llave en mis manos doy un último suspiro y decido al fin forzar la cerradura, me preguntaba si sería capaz de hacerlo esta vez ante tantos intentos fallidos que llevaba desde hace un tiempo hasta ahora, pero no debo dudar, debo armarme de valor y engañar un poco a mi asustadiza imaginación pensando en otro tipo de cosas, podría ser por ejemplo con algunos recuerdos de mi infancia, sì eso, recuerdo cuando de niño jugaba siempre con mis autos de miniatura en aquel sótano, claro, antes estaba mucho más limpio y ordenado, pensar que ahora no tengo ni la menor idea en donde se pueda encontrar aquella colección, incluso, capaz que este guardada detrás de esta estupida puerta que ya ha esta altura de la circunstancia no me provoca ninguna sensación negativa, seguramente mi padre los ocultó cuando ya observó que estaba mas grande y que ya no los iba a necesitar màs, en todo caso, sería una gran alegría poder volver a ver mi gran colección de automóviles a escala… Click! hizo el candado al lograr forzarlo, lentamente comencé a abrir la puerta mientras mi mente solo fantaseaba que tras ella encontraría mis pequeños juguetes perdidos…

Creo que algo anda mal aquí! el panorama que observaban mis ojos era más que extraño, se apreciaba un reducido corredor que tenía un gran detalle entre morboso y terrorífico: terminaba con una gran bajada hacia un subsuelo, literalmente terminaba en una especie de horrendas y malolientes catacumbas, quedé petrificado al mirar semejante monumento escondido bajo mi sótano, con las pocas ganas que me quedaban de seguir descubriendo, decidí terminar mi peregrinaje y ver de una vez por todas que se escondìa detras de todo esto; llegué luego hasta una mal oliente fosa la cual mantenía en su parte principal como un gran y majestuoso altar, en el cual habían dos lechos en su parte superior, estos evidenciaban que mantenían algo oculto, algo sostenían, algo estaba cubierto con enormes mantos roñosos y de un vistoso color marrón. Decidido a terminar con esta historia pasara lo que pasara destapé aquellos lechos con gran impulso…

Creo que no existe explicación alguna para poder manifestar lo que aprecié en ese instante, en esos dos lechos estaban ni más ni menos que los cuerpos de mis dos padres, se veían escuálido, pálidos y demacrados, por sus narices brotaban miles de gusanos los cuales carcomían la carne que aun quedaba intacta, el olor era putrefacto, parecía que llevaban mucho tiempo ahí y por alguna extraña razón se mantenían como lo hacen algunos cuerpos embalsamados. Era todo ilógico, si hace tan solo unas horas atrás los vì como salían muy temprano de la casona para comprar mi regalo de cumpleaños, no tenía respuesta alguna ante lo que estaba pasando, todo era confuso y espeluznante, mi mente solo recordaba el momento en que mi madre me decía desde muy pequeño y en forma constante: “Hijo, por ningún motivo abras ni atrevieses la puerta que esta dentro y al final de nuestro sótano, recuérdalo muy bien… por ningún motivo…”, ojala le hubiera echo caso, pero ya era tarde, muy tarde. Ya no podía soportar estar más en ese lugar, las nauseas eran horribles, huí mas que ligero con rumbo al sótano, al llegar cerré la maldita puerta y me eché a vomitar en un rincón, todo era inexplicable y solo quería desaparecer del mapa…

No puede ser! el vehiculo de mis “padres” acaba de llegar, limpio mi boca y asustado corro hacia mi dormitorio, desesperado cierro con pestillo y me quedo detrás de la puerta un momento, solo había un silencio incomodo mientras yo apretaba fuertemente la mandíbula. Los pasos por las escaleras comenzaron a oírse lentamente, muy pausadamente comenzaron a dirigirse con rumbo hacia a mi cuarto, nada claro aún lograba percibir ni pensar, solo dos preguntas un tanto idiotas brotaban desde mis últimos atisbos de lucidez antes de entrar a la etapa de pánico total: ¿quiénes entonces eran ellos, son realmente mis padres verdaderos? ¿qué estaba realmente pasando en este lugar?... unos leves golpes se escucharon desde el otro lado de la puerta, no dije ni respondí nada, el pavor no me dejaba reaccionar…

- Alan, hijo somos nosotros, tus padres! -se escuchó una voz desde el otro lado de la puerta-
- Anda Alan! que sucede hijo! a que no adivinas que tenemos junto a nosotros… tu obsequio!!! feliz cumpleaños hijo querido!!!...

Dios!!! quiero gritar pero no puedo! tengo la lengua pegada al paladar, mis manos y mis piernas se atrofian a tal punto que no siento sensibilidad en ellas, mi cuerpo no responde ante los estímulos de mi cerebro, simplemente no se que hacer para terminar con toda esta horrible pesadilla...

- Alan ya lo sabemos, nos acabamos de dar cuenta que abriste la puerta prohibida que está al final del sótano, hijo por favor sal y te lo explicaremos todo con detalle...
- No los dejaré entrar!!! solo quiero que me digan quienes son ustedes y que diablos hacen esos cuerpos ocultos debajo de nuestra casa!!! -al fin me salió la voz producto de mi desesperada angustia-
- Hijo ábrenos, te lo contaremos todo dentro de tu cuarto…
- No lo haré!!! primero díganme que es lo que esta pasando!!!…

De una gran patada “papa” logró tirar por completo la puerta de mi dormitorio al suelo, los gritos que comencé a emitir y que nacìan desde mis entrañas eran desgarradores, los rostros de ellos estaban totalmente cambiados, sus ojos ya no eran los mismos, habían cambiado de color, a un color negro intenso, sus bocas eran inmensas, habían crecido ostentosamente, casi cubrían gran parte de sus rostros, y los colmillos, sus dientes eran enormes, casi como de un gran animal salvaje…

- Hijo, por qué tardaste tanto en dejarnos entrar! vez que solo queremos desearte un muy feliz cumpleaños!…

Mis gritos eran exageradamente enérgicos, la abrumadora presión que sentía en el pecho de alguna forma tenía que dejarla escapar…

- Hijo, por favor silencio! no hagas esto más difícil para nosotros! lo que sucede es simple, te lo explicaré… los cuerpos que están ocultos en las catacumbas son efectivamente de tus padres, nosotros somos solo dos demonios ancestrales que tomaron la imagen corpórea perfecta de ellos, lo hicimos solo por que tenemos que alimentarnos cada cierto tiempo, cada 16 años exactamente, mas menos tenemos que hacerlo ...


This page:




Help/FAQ | Terms | Imprint
Home People Pictures Videos Sites Blogs Chat
Top
.