peperonity.net
Welcome, guest. You are not logged in.
Log in or join for free!
 
Stay logged in
Forgot login details?

Login
Stay logged in

For free!
Get started!

Text page


el miedo miedo - Newest pictures
leyendas.urbanas.peperonity.net

El bosque de don Victorio




Todo comienza en la ciudad de Avellaneda, un lugar olvidado pero que realmente existe.
Por cien dólares, Eugenio, un adolescentes de dieciocho años decide internarse en un enorme cementerio que estaba unido por un espeso bosque, la idea era que el chico pasara una noche allí, si resistía, lo cien dolares iban a ser suyos, si no, no.
Lo que lo forzaron a hacer esa locura eran sus compañeros de curso, Damian y Luis, de la misma edad, ellos no creían que su amigo iba a aguantar una noche en el cementerio por eso apostaron cien dolares.

Eugenio llega en su bicicleta al lugar, traía con sigo una carpa y la estaba por armar en medio del cementerio, aun era de día, era la hora de la ciesta o algo así. Enseguía llegaron los amigos, le dijeron nuevamente lo que tenía que hacer y Eugenio respondía con la palabra "No se preocupen, para mí esto no es ninguna dificultad" Al estar solo, en lo que resta del día, el chaval contruye su vivienda ¿Que puede ser peor en un momento como ese? Que caiga rapidamente la noche.

Era una noche de luna llena, una noche bien fría y Eugenio por nada en el mundo quería salir de su carpa.
Con una simple linterna estaba leyendo unas revistas, pasaban las horas y el chico hizo otras cosas, jugó con su videos juego, a él le encantaba escribir cuentos así que con un cuaderno y un lapiz que tambien trajo aparte de la carpa comenzó a redactar relatos, eso sí, de terror no por que después le venía el panico y empezaba a imaginar cosas y al caer la media noche comienza lo peor.

Al terminar de escuchar todas las melodías, a Eugenio le dieron unas enormes ganas de orinar y como no se animaba a salir de la vivienda del terror que tenía no sabía que hacer más que aguantar. Horas después lo riñones del chico estallaban, el pobre no aguantaba más, no lo soportaba así que no tubo otra alternativa, sale afuera con su linterna en la mano, quiso orinar cerca, lo estaba haciendo tranquilo en uno de los árboles del bosque, cuando termina voltea y pierde de vista su carpa, no supo en donde estaba y eso que estaba a dos centimetros de ella, al espantarse Eugenio alumbraba por todos lados pero su carpa no aparecía, de repente siente un tirón en su camisa, alumbra para ver que era y al hacerlo se da cuenta que era una simple rama, se alivió pero enseguida escucha un grito tan fuerte que la linterna se le cae y para colmo (No se sabe como pasó) Se apaga al llegar al suelo, rapidamente el chico busca el instrumento pero este también desaparecio.
Ahora sí estaba más aterrado que núnca, todo lo perdió inexplicablemente.

Otra vez vuelve a oir el mismo grito, preguntó quien andaba allí pero ya saben que no ubo respuesta alguna, eso no fue lo único horripilante que susedió, Eugenio empieza a oir pasos, lo oye ya que siente que las hojas que estaban en el pasto estaban siendo pisadas, corre sin rumbo por el bosque gritando de panico, ya no le importó los cien dolares, solo quería salir del cementerio, mientras iba corriendo se acercaba a la salida mira hacia atras para ver si no habia nadie siguiendolo pero no fue así, cuando vuelve a ver al frente, ya no pudo ver más la salida, el chico comienza a llorar así que corre hacia otra dirección y por ninguna razón aparece nuevamente en el cementerio, había niebla por todas partes, no había rastro de la carpa aún, al agotarse, el mancebo camina aun buscando la salida pero casa vez que se acercaba la perdía de vista y aparecían ante su camino aún más árboles que antes, no podía creer que el bosque sea tan grande.

Horas y horas de caminata se nos presentan y nuestro amigo encuentra una casa abandonada entre todos esos árboles, ni borracho se animó a entrar pero no tubo otra alternativa, tubo que hacerlo pero no se sumergió demaciado allí, solo se para en la puerta de entrada tratando de tomar aire.
Para concluir esta historia, una respiración siente en su cuello, Eugenio voltea lentamente y no vio a nadie, cuando mira de nuevo al frente un anciano lo atacó, el grito de terror del joven se sintio por todo el bosque.

No se supo más de Eugenio, los padres llamaron a grupos de rescate para que se sambullan en el bosque pero no ubo ni un rastro del chico ni de la carpa. Los únicos culpables del cometido eran Damian y Luis, ambos se entregaron con la policía, contaron lo susedido y fueron encarcelados. Hhasta hora no se supo de Eugenio, lo que se sabe es que sus padres enloquecieron y hasta en nustros días andan buscando a su pequeño hijo, hoy ya hace diez años de eso, dice la leyenda que ahora en el bosque se puede escuchar a los dos adultos llamando a su hijo, pero hay algo más importante que saber, aparte de eso.

En 1909, un viejo ermitaño, que al parecer era ese anciano que atacó a nuestro protagonista, quiso independizarse, de la comunidad y de la ruidosa ciudad y se fue a vivir a ese famoso bosque, se construyó una casa y de allí vivio su vida pero al parecer se desquició ya que en todas las noches andaba escuchando voces que lo obligaban a cometer maldades, un día no lo soportó más y se quitó la vida dandose un disparó en el cráneo y su espiritu ronda por el bosque atormentando a los que se atrevan a vivir a su casa, parece que la quiere de verdad y su otra razón es para desquitarse por lo que hizo.







This page:




Help/FAQ | Terms | Imprint
Home People Pictures Videos Sites Blogs Chat
Top
.