peperonity.net
Welcome, guest. You are not logged in.
Log in or join for free!
 
Stay logged in
Forgot login details?

Login
Stay logged in

For free!
Get started!

Text page


maduro.y.apasionado.xxx.les.peperonity.net

En sus manos - III

Autora: Alexa

12 min. -Pa… pánico –respondí a su pregunta todavía tirada en la alfombra roja de mi habitación-

Kris quedo en shock en el marco de la puerta mientas Alessandra se arrodillaba a mi lado, yo me sentí mucho más mareada y seguía hiperventilando con más fuerza pues estaba teniendo ese ataque de pánico por ella, sus manos en mi rostro y su cercanía no me ayudaban mucho que digamos…

-Hey, tranquila, vamos respira, imita mi respiración-trataba de calmarme Alessandra mientras inhalaba y exhalaba lentamente-

Al cabo de 3 minutos las náuseas y el dolor de pecho desaparecieron y mi respiración volvía a ser normal, estaba a pocos centímetros de mí, repasaba con las yemas de sus dedos mi rostro mientras me veía con una mira dulce, la verdad no la puedo describir al día de hoy, creo que era una mezcla de preocupación, dulzura y protección.

Su cercanía me recordó porque tuve ese pequeño ataque por lo que desvié mi mirada de esos hermosos ojos y vi a la puerta, ahí estaban Trella, Kris y mi hermano Antony mirándonos con claras expresiones de ternura, pues veían a nosotras, Alessandra arrodillada a mi lado izquierdo con sus manos en mi rostro a pocos centímetros de mi cara y yo apoyada con mis codos.

Alessandra al darse cuenta de que teníamos espectadores se puso de pie de inmediato, yo la imite dirigiendo mi mirada de “odio” a los 3 susodichos en la puerta…

-Gracias –volví mi mirada a Alessandra- si hubiese sido por Kris ya estaría mínimo convulsionando –dije en tono de broma pero al mismo tiempo un poco enojada con la torpeza de mi amiga-

-Bueno, la primera vez siempre te quedas en shock, mi hermano menor siempre tiene ataques como esos –respondió enseñando esa hilera de dientes blancos, rectos… perfectos-

-¿y porque te paso esta vez amore mio? –Pregunto mi hermano acercándose y posando su mano derecha en mi espalda, acariciándola-

-No…no se… a… a lo… a lo mejor… que se yo! ¿Desde cuándo tan preguntón? ¿No tienes cosas que hacer? ¿Llamar a alguien? –dije suplicándole con la mirada que saliera de mi cuarto-

-Oooook –respondió alzando sus manos a la altura de su pecho- mejor me voy antes de que me saques, Te amo puqui! –salió no antes sin revolverme el pelo y avergonzarme… solo a él se le ocurría llamarme “puqui” ahora-

-Ya vete! –Cerré la puerta al ver que las chicas terminaban de entrar y se sentaban en unos puffs-

-¿Sabes? Siempre me gusto tu habitación, tiene un poco de todo –dijo Trella recorriendo mi cuarto con su mirada-

Mi cuarto como ya dije es como el ático de la casa, es muy grande, a un extremo tengo mi cama, una King size suspendida en una base de madera que en vez de pared se ve un estante enorme que lo rodea lleno de libros, para poder subir a ella hay 5 escalones; al otro extremo tengo mi “rincón”, mi madre dice que ese es mi lugar favorito en toda la habitación, pues esta mi iMac, mi laptop, equipo de música, un estante lleno de mis videojuegos para la Xbox, PSP4, tengo un Wii pero es más por mi hermana (GAMER!), en el medio de la habitación tengo como una salita, el televisor, con muebles alrededor y una mesa de centro y más cosas “escondidas”.

-¿Gracias? –Pregunte carcajeándome viendo a Alessandra acercarse curiosa a mi cama- ¿Te gusta? –Le pregunte captando su atención-

-¿Bromeas? Es una Gibson Les Paul… Clásica! –Dijo mirando la guitarra-

Esa en especial era una Les Paul ella tenía razón era una clásica, pase más de 30 días pegada a la computadora para a los 6 meses tenerla donde está ahora, en mi cama resaliendo por las sabanas negras ese rojo intenso…

-¿Sabes de guitarras? ¿Tocas?–pregunte obviamente sorprendida-

-Me gustan y si, se un poco… ¿puedo? –pregunto señalándola-

-Los chicos preguntan qué comida traen –vocifero Kris al otro lado de la habitación- vienen de camino y las opciones son hamburguesas o pizzas!

La mire a ella haciéndole seña para que escogiera

-Pizza! Veggie por favor! –le respondió a Kris mientras seguía mirando a mi nueva adquisición-

-A mí lo mismo! –le dije a Kris mientras la veía hablar por el teléfono- Adelante, pero trátala con cariño –le dije mientras veía como se le iluminaban esos ojitos-

Tomo la guitarra con sus manos y paso la correa por detrás de su cabeza hasta que quedara en su lugar, la veía y se veía perfecta, no me había fijado en cómo se vistió, un vestido con estampados de flores, mostrando sus largas y esbeltas piernas con unas zapatillas bajas y su pelo suelto, hermosa, la estaba detallando cuando escuche un acorde y sorpresa! Le salió perfecto, al principio no reconocí la canción luego de un par de acordes supe que era “Smile” de Lagvine…

- A no! Otra aficionada a la música en el grupo no! –dijo Estrella subiendo los 5 escalones a mi cama-

- No, así está bien! Alguien que si me entienda! Ella si sabe lo es una Les Paul! No como tu ignorante! –le respondí sacándole la lengua, haciendo carcajear a Alessandra y Kriss-

Seguimos bromeando mientras los chicos llevaban, ya teníamos 2 películas para pasar la tarde, mientras las descargaba desde mi iMac escuché a Kris y Trella preguntarles todo tipos de cosas a Alessandra por el tono de voz de Ale podía notar que se sentía un poco incomoda…

-Ya chicas, déjenla, la van a espantar-les dije acercándome a ellas, ya estaban sentadas frente al televisor-

-Y tú no quieres eso –respondió Estrella mientras provocaba en mi un rubor fuera de lo normal-

-No… cla… claro… claro que no! Bueno! Si quiero que estés cerca de mi… ósea no cerca… bueno si!-trataba de responder pero ni yo misma entendía lo que decía-

-Bueno ya Alex, creo que no entendemos haha! Y tú –señalo Kris a Trella- deja de molestarla, ¿quieres provocarle otro ataque de pánico?

-¿Qué te paso? ¿Tuviste un ataque? ¿Cuando? ¿Porque? –Liz entrando a la habitación atacándome con sus interrogantes- Respondan!

-Cálmate hermosa, estoy bien –le sonreí acercándome a saludarla con un beso en la frente, un abrazo y una sonrisa- no pasa nada, estoy bien ¿ves?

-¿Segura que estas bien? –Volvió a preguntar- mira que te llevamos al hospital y verificamos si todo anda bien por esa cabecita, no quiero que se repita lo de 2 años atrás

- no te preocupes, un angelito apareció de la nada y me ayudo –sonreí volteando a ver a Alessandra sonrojarse y regalarme una sonrisa tímida- así que no te tienes que preocupar Liz-vi los ojos de Liz cristalizarse- no hermosa, estoy bien ven aquí-la abrace mientras acariciaba su pelo y ella ponía su cabeza en mi cuello-

Sentí cuando Ed se unió al abrazo, los demás permanecieron en silencio, ya estaban todos en la habitación…

-No quiero que vuelvas a pasar por lo mismo-Dijo Liz separándose de mí y viéndome a los ojos- Tu no lo soportarías, ni yo, ni Ed, ni tu familia, ni los chicos, nadie! Tienes que cuidarte! –Dijo entre sollozos mientras se dejaba abrazar de Ed-

-Ya, enserio miren que es algo que no me gusta recordar porque todos se ponen así –dije mirándolos y ya Kris y Trella estaban igual que Liz, Marc con su mirada perdida y Ed abrazando a Liz, vi a Alessandra con una cara de confusión increíble-

-Bueno, A las Ale´s le trajimos una veggie… hasta en eso se parecen… -dijo Marc pasando la caja de Pizza a Alessandra- Trajimos todo para la películas… Vamos!

Todos se sentaron frente al televisor mientras yo conectaba el computador al televisor, puse la película y cuando vine a sentarme vi que me habían dejado un puesto al lado de Alessandra, mire a Kris y Trella y las fulmine con la mirada, me senté a su lado y comencé a ver la película, que película! A ella, al cabo de 40 minutos ella ya tenía su cabeza apoyada en mi hombro, sentía esta paz cuando estaba cerca de ella, tenía este instinto de protegerla…

Los chicos estaban concentrados en la película y yo ya tenía como 10 minutos viéndola y voltee a verla y ahí estaba ella mirándome…

-Hola-le dije sonriendo, enserio no podía salir algo más de mi boca-

-sonrió- Hola

Ahí estábamos, mirándonos con sonrisas estúpidas en nuestras caras hasta que un ladrillo nos sacó de la pequeña burbuja, era Drako, mi perro un Pastor Alemán para ser exactos era rubio entero, una hermosura.

El perro seguía ladrando y gruñéndole a Alessandra, ella al ver que Drako mostraba ya sus dientes y estaba a pocos centímetros de ella se asustó y se sentó en mis piernas…

-¿Alex? Cálmalo ¿no? –Me dijo Alessandra viendo aterrada a Drako y sin percatarse de que estaba encima de mis piernas-

-Hey, hola Drako! –se paró Marc para tratar de calmarlo pero Drako casi lo muerde- ok ¿no? Está bien –dijo volviendo a sentarse-

Drako miraba a Alessandra arriba de mis piernas con sus brazos rodeando mi cuello…

-Drako, tranquilo! –le dije con una mirada desafiante haciendo que el perro dejara de gruñir- Ven, buen perro-dije acariciando su cabeza con mi mano derecha mientras apoyaba la izquierda en la espalda de Alessandra- Acarícialo, deja que te conozca –le dije a Alessandra mientras tomaba su mano sintiendo como me la apretaba mientras la acercaba más a la cabeza de Drako- Tranquila

Vi como acariciaba a Drako y cogía confianza, cuando alce la mirada todos nos estaban viendo con sonrisas de satisfacción en sus caras, vi como Liz se acercaba Kris para decirle algo, pude ver cómo le decía “Le gusta” y Kris responderle “Le encanta”, en ese momento recordé que la tenía en mis piernas, el calor que ...
Next part ►


This page:




Help/FAQ | Terms | Imprint
Home People Pictures Videos Sites Blogs Chat
Top
.