peperonity.net
Welcome, guest. You are not logged in.
Log in or join for free!
 
Stay logged in
Forgot login details?

Login
Stay logged in

For free!
Get started!

Text page


maduro.y.apasionado.xxx.les.peperonity.net

La abogada y la famosa - 5

Autora: buenfiel, colombiana

16 min. 6: 00 pm

- Ya te vas - pregunto Carmen extrañada.

- Si!, que tiene de raro que me vaya – responde bárbara sonrientemente irónica - … tengo una…. reunión pendiente, si es extremamente importante me llamas de resto no, ok.

- Si señora – responde Carmen siguiendo el tono irónico de bárbara.

- Recuerda EXTREMADAMENTE IMPORTANTE.

Ahora que me pongo – se preguntaba barbará en medio de una habitación grandísima llena de ropa, zapatos, carteras – nooooo!, no quiero parecer una mujer muy formal pero tampoco que no me importa, ahí! Porque me preocupa tanto lo que piense esa mujer de mi; ¿pantalón? No, muy varonil y ella es muy femenina; ¿jean?, bueno depende de la blusa, pero no ya me había visto en jean; ¿vestido? Largo…… no demasiado elegante, corto…. Muy atrevido………………..noooooo! dios no sé que hacer.

8: 00 pm

Ojala sea puntual – pensaba barbará mientras se miraba la ultima vez en el espejo – bueno para tener 30 años y ser abogada no me veo tan mal.

…Rin ring el citófono…



- Si!!!

- Señorita barbará, la señorita Montserrat la busca.

- A si gracias juan, hazla pasar por favor

- Listo señorita.

- Puede seguir señorita.

- A ok. Gracias – definitivamente esta mujer sabe como vivir, pesaba Montserrat mientras se dirigía a la casa de barbará; bueno digo casa grande vidrio y madera, bueno esa son de verdad pocas referencias – decía Montserrat recostada sobre el volante de su camioneta buscando la casa – esta debe ser!!!!.... si ese es el carro de barbará.

… ring ring timbre….

- Tranquila barbará es simplemente una cena, comes y ya – se cuestionaba barbará mientras trataba de respirar despacio y secar sus manos el sudor.

- Hola – dijo Montserrat mientras sus ojos recorrían todo el cuerpo de barbará, por dios que me pasa con esta mujer, porque me quede viéndola así, ash pero la verdad es que esta hermosa ese vestido corto de flores azules con blancas y esa chaqueta blanca tan ceñida al cuerpo le dan mucha justicia a ese lempo de mujer, la fuerza de su mirada, su elegancia que la hace verse demasiado sexi.

- Hola – respondió barbará despertando a Montserrat de su sueño; muy puntual – tomándose la nuca con su mano derecha agachando su mirada, Montserrat la intimidaba demasiado.

- Si, me imagine que una mujer tan importante, ocupada y guapa no se le puede hacer esperar nunca – dijo Montserrat con una mirada penetrante.

- Bárbara solo rio, dejando un silencio inquietante entre ambas.

- Que tal si vamos – pregunto Montserrat, haciendo el ademan con su mano izquierda para que barbará siguiera adelante

- Si, si, si vamos – respondió barbará mirando a Montserrat.

Inmediatamente Montserrat se puso al lado de barbará abriéndole la puerta a esta; el corazón de barbará estaba a mil hacia muchísimo tiempo que no tenia una cena, almuerzo, desayuno siquiera onces con alguien distinto a Sharon, su secretaria o la señora que le ayudaba a la casa, se sentía completamente anonadada, acostumbrada siempre a tener el dominio de todo y de todos a tener su vida muy bien planeada se había dejado llevar por los poderes de una mujer, que la tenia encantada.

- ¿Vives sola? – pregunto Montserrat a barbará como por sacarle tema.

- Si – responde barbará ensimismada tratando de ocultar la tristeza en su respuesta.

- ¿Y que tal le ha parecido México a tus papas?, pregunta Montserrat sin mirar a barbará.

- La pregunta cuestiono mucho a barbará, no hablaba mucho de su vida privada y mucho menos de sus padres, no quería exponerse tanto frente a Montserrat, no quería verse débil ni vulnerable – Están muertos; dijo secamente.

- Montserrat inmediatamente volteo a verla, barbará la veía inquietantemente, Montserrat le mantenía la mirada – lo siento..no… no lo sabia – responde Montserrat entre avergonzada y entristecida.

- No tranquila, no tenias porque saberlo – responde barbará con la voz entrecortada y mirando hacia el suelo - aparte fue hace mucho tiempo, y tu familia?

- Mi papa murió hace unos años de cáncer, solo esta mi mama y pues tengo dos hermanas yo soy la del medio, ya están casadas y tiene hijos tengo 5 sobrinos – responde Montserrat mostrando en su manos los 5 dedos – son terribles cuando se quedan en mi casa, como no tengo hijos me entretengo un rato con ellos, pero un rato ehhhh no se como hacen mis hermanas, somos muy unidos.

- Y porque no te has casado, eres muy guapa, cualquier hombre podría ser.

- No se de pronto no ha llegado la persona adecuada y tu? Porque no te has casado?

- Digamos ….. que ni siquiera he llegado a la etapa del novio – responde barbará sonriente – no, no yo creo que el tiempo, siempre estoy ocupada y pues las relaciones necesitan tiempo y dedicación y pues no sé que tan buen novia soy, de pronto el error el mio, no se.

- Hemos llegado, ahora seguimos hablando, va – le dijo Montserrat a barbará poniendo su brazo sobre el volante y tomando su mentón mirando fijamente a barbará.

El lugar era verdaderamente hermoso, rustico y muy típico (los que son colombianos tipo Andrés carne de res, pero has de cuenta que no tan bajo y espacioso), Montserrat había reservado, quería asegurarse tener un lugar solo e intimo para poder hablar.

- Por aquí señorita Montserrat, yo soy Fernando y voy a ser su mesero esta noche, bienvenidas.

- Gracias le dijo Montserrat mientras me tomaba de la espalda para que siguiera adelante – esta mujer me enloquecía con solo mirarme cuando sentí su mano en mi espalda, hace ufff años nadie me toca, debo controlarme.

- Guay, esto es verdaderamente especial – dijo barbará; el restaurante ofrecía una velada especial tenia espacios abiertos, pero el lugar que había escogido Montserrat era un sitio muy intimo cerrado, no había asientos tocaba en el suelo adornado de almohadas chicas y una mesa baja para la comida, una chimenea que ambientaba, velas ya desgastadas por todos el sitio y que mejor que esa compañía.

- Espero que disfruten la noche, ya les traigo la carta – dijo el mesero.

- Gracias – respondimos al unísono mientras nos sentábamos entre risas.

- No conocía este sitio, es muy… acogedor – romántico en realidad pensé.

- Si pues relativamente nuevo – dijo Montserrat mientras sacaba de su bolso unos papeles - pues pensé en algo tranquilo para hablar de trabajo y que me expliques bien.

- Ahhhh, TRABAJO - le dijo sorprendida; no sabia que pensar en ese momento, me había pasado un viento por todo el cuerpo, trabajo, en serio bromeas me traes a semejante lugar para hablar de trabajo – si ven déjame ver que trajiste; ok son todas estas propiedades son tuyas?

- Si, muchas verdad pero es que mi papa era del que nos decía que no hay cosa que de mas plata y las mantenga estable que las tierras y las propiedades, así que compro muchas bienes raíces – me responde Montserrat.

- Y todas están a tu nombre?

- Estas dos ultimas no – responde Montserrat acercándose a mi un poco – estas están a nombre de mama.

- Ok, mira vamos a revisar en que condiciones están propiedades, si esta todo en regla, escrituras impuestos.

- Eso lo maneja mi contador Carlos – respondió Montserrat extrañada – junto con la marca es lo que mas cuido, no entiendo que hay que revisar.

- De eso precisamente quería decirte algo, no estamos todavía muy seguros de algo pero mis contadores estuvieron hoy revisando algunos documentos de los que te pedí y hay algunas incongruencias en las facturas y registros, es apenas algo que estamos mirando pero ya mañana que mis empleados ingresen en tu oficina estaremos seguros y de verdad me gustaría revisar esto también.

- Crees que lo que me esta pasando lo están haciendo desde dentro de la empresa – pregunto Montserrat preocupada.

- Podría ser… y si es así, entonces si debes ese dinero que te están cobrando y el embargo seria inminente, es mucho dinero el que debes Montserrat, pero tranquilízate que si eso llegase a suceder nosotros pagamos tu deuda y evitamos el embargo.

- Ay ¡barbará me dejaste preocupada.

- No te preocupes, si… te prometo que no va pasar nada malo – le dijo esto tomándole la mano.

- Gracias de verdad, barbará – me dice esto tocando mi mano – sabia que no me equivocaba poniéndome en tus manos, de verdad muchas gracias.

- Las gracias me las das cuando te diga que ya todo esta resuelto y yo pueda estar segura que ya nada te va pasar, si?, le digo picándole mi ojo.

- Si!!!!, me responde con una de sus mejores sonrisas – ahora a disfrutar de nuestra noche, hay algo muy especial por lo que te traje aquí, ya veras.

Algo muy interesante que tenía el restaurante era que en la zona V.I.P. el mesero solo se acercaba cuando uno lo solicitase,( por eso de que llegasen en un momento completamente inoportuno), por eso había uno solo por mesa.

- Su carta señoritas.

- Gracias, Fernando.. ¡cierto! quédate si – le dijo Montserrat.

- Veamos – dijo barbará – ve esta por ...
Next part ►


This page:




Help/FAQ | Terms | Imprint
Home People Pictures Videos Sites Blogs Chat
Top
.