peperonity.net
Welcome, guest. You are not logged in.
Log in or join for free!
 
Stay logged in
Forgot login details?

Login
Stay logged in

For free!
Get started!

Text page


maduro.y.apasionado.xxx.les.peperonity.net

En sus manos - IV

Autora: Alexa

7 min. ¿Qué paso? De todo un poco -pensaba mientras ella seguía mirándome-

-Si no me quieres decir no tengo problema, disculpa si te incomode-Dijo mientras se ponía de pie- Creo… creo que mejor me voy.

-No, no, espera, no es que no quiera decirte es que, no me siento cómoda hablando de ello… aún, pero algún día lo sabrás, no te vayas por favor –le decía suplicándole-

-Es tarde ya, y tengo que volver, mis padres deben de estar preocupados

-Por favor, quédate! Un rato más –la miraba suplicante-

-Enserio tengo que irme, mis padres tienen que estar preocupados…

-Bueno-dije resignada- por lo menos déjame llevarte

-No, no quiero ser una molestia

-Déjame llevarte, no eres molestia, todo menos eso-dije mientras la veía dudar- Vamos, dijiste que era cerca, o te quedas otro rato y luego te llevo o te llevo ahora, tú decides –con una sonrisa en la cara-

-¿Tengo otra opción?-me dijo haciéndose la enojada-

-No señorita, elija-le dije mostrando mi mejor sonrisa-

-La segunda, ya tengo que llegar a casa

-Acompáñeme –le dije estirando mi mano para que ella la recibiera-

Acto que me dejo petrificada, no pensé en las consecuencias de darle mi mano, me tocaría, me estaba tocando y ahí estaba yo como una completa estúpida mirando nuestras manos…

-¿Pasa algo? –me pregunto-

-Eh no, nada, vamos, pero espera aquí-la deje al lado de mi cama y fui a mi closet, tome dos chaquetas y fui por ella- ya si, vamos

Esta vez no le tome la mano, Salí antes que ella, si mi madre me viera preguntaría por mis modales pero en fin, ya estaba a mitad de las escaleras cuando sentí que tomo mi mano… no, si por poco ruedo y caigo en partes, me detuve de repente…

-Alex! Pensé que no estabas en casa –entro en la escena mi madre viendo mi cara de “Tengo miedo, no sé qué me pasa con ella” y dirigiendo su mirada a nuestras aun agarradas manos- ok, Hola Alessandra! Un placer verte por aquí.

-Igual, Miss Capon –le contesto apretando más mi mano-

-No señorita, a mí me llama por mi nombre fuera de la escuela! Susana, llámame Susana –le dijo con una sonrisa de lado- ¿Amor, se quedan a cenar?-dijo mirándome-

-Ehh… no se… yo… -carraspeando mi garganta- si Ale quiere claro –dije mirándola-

-Bueno ya mi madre me llamo y me dijo que tenía que llegar, para otro día ¿Si? Lo prometo.

-Bueno, no las sigo demorando, ya vallan que sé que Alex no te va a dejar ir sola –dijo mirándome mientras yo negaba con la cabeza- NO corras mucho en esa cosa! –dijo ya retirándose- Tu hermano tiene la camioneta y Anto el Auto! Así que no me queda de otra que aceptar que vayas en eso!

- ¿Eso? ¿Cosa? ¿Tienes el Batimovil en tu cochera? –Dijo mientras caminaba detrás de mí con mi mano todavía agarrada-

-Seria increíble, pero no es esto –le dije mientras entraba en la cochera, era una BMW R1200R roja, no sé si lo notaron pero es mi color favorito- vamos -dije pasándole un casco y una chaqueta-

-Este… este… no se… Ah vamos! –Me dio su dirección-

Su casa quedaba a 4 cuadras de la mía, sabía perfectamente donde quedaba ¿Destino? No sé, solo sé que casi pierdo el control cuando sentí sus manos abrazarme por la cintura, estaba prácticamente sudando, pude sentir como se acercaba más a mi cuando aceleraba, así que estaba en un dilema, si Aceleraba para llegar más pronto y no tener un accidente ella se acercaba más a mí y si iba lento la tendría por más tiempo “torturándome” con sus caricias.

Al cabo de 7 minutos ya estábamos en frente a su casa…

-Ven, te ayudo –me pare de la moto mientras trataba de ayudarle a quitarle su casco-

-Gracias-me dijo mientras se sacaba la chaqueta-

-Listo –desvié mi mirada para ver quien abría la puerta de su casa-

-Ale! Entra! Papa te espera! –una niña idéntica a Alessandra solo que más pequeña tendría algunos 12 años-

-Sí, ya voy! Entra!... Bueno –dirigió su mirada a mí- Gracias por todo, la pase muy bien

-Cuando quieras –le dije sonriendo-

Estaba quitándome el casco cuando Alessandra detuvo mi mano y dejo el casco a la mitad de mi cabeza dejando solo de la nariz para abajo al aire…

-¿Qué pasa? –le pregunte-

La veía acercarse a mí y yo retroceder, me dirán “Eres estúpida, se acerca y tu alejándote” pero no sabía que pasaría, me topé con mi moto y quede medio sentada, ella se acercaba más a mí y la verdad ya sabía que pasaría…

Ese ansiado beso, toque el cielo, literalmente lo toque, sus labios, Dios! “Un beso tierno, suave, lento, con pena y nervios de esos que te desconectan y te dejan sin respiración” sabes que esa persona es la indicada, ella es la indicada, y ahí estaba yo, besando a Alessandra Jacometti, al principio no me creía lo que sucedía pero cuando me tomo de la nuca reaccione, la estaba besando, bueno ella a mí pero no era un simple roce, era un beso, con ¿amor? ¿Inseguridad? Con de todo, sentí para mi mala suerte como se separaba de mis labios, tenía mis manos en su cintura, abrí mis piernas y la acerque más para que no se alejara, sentí que sonreía mientras nuestros labios estaban unidos, abrí mis ojos y ella todavía los tenia cerrados, la imagen perfecta, sus labios entreabiertos, respiración agitada, ojos cerrados y una sonrisa de lado yo todavía tenía el Casco a medias…

-Alessandra! –ella seguía con sus ojos cerrados y yo no sabía quién la llamaba, quería guardar esa imagen en mi mente- Alessandra!

-Ya voy papa –fue lo único que alcanzo a decir en un hilo de voz-

Me dio un “pico” que me dejo sin aire y salió disparada hacia su casa.

Me quede varios segundos sin reaccionar y Salí para mi casa.

Me beso, un beso cargado de sentimientos, sin dudas me tiene en sus manos –pensaba mientras entraba a mi casa pasando a la cocina-

-¿Y esa cara? –Me pregunto Anto-

-Es mi cara ¿Qué quieres que haga?

-Tienes… no sé, algo… bueno te estaba esperando, vamos que Tony nos espera en tu cuarto

-¿Y mama?-le pregunte mientras subía las escaleras con la cena-

-Se acostó, estaba cansada –dijo ya abriendo la puerta para dejarme ver a Tony acostado en mi cama-

-¿Sabes que odio que se suban a mi cama? –Lo veía con cara de fastidio-

-Si, por eso lo hago-me decía mientras se revolcaba y dejaba las sabanas en el suelo-

-A no! Por favor! Les aguante mucho hoy! Si van a molestar mejor se van, mi día estuvo estupendo! –Les dije mientras me sentaba en el mueble frente al televisor-

-Bueno ya! –veía como se apeaba de la cama- ¿Qué paso con Alessandra?

-¿Qué va a pasar? ¿De qué hablas? –ya estaba nerviosa y seguía comiendo-

-AJA! Paso algo, cuenta si no quieres que te lo saque y ya sabes cómo! –Me dijo Anto mientras se acercaba a mí-

-NO paso NADA! –Solo una de las cosas más hermosas en toda mi corta vida, besarla-

-Vamos Alex, cuenta –Me dijo Tony con un puchero-

-Es que… no se! Ustedes… ash! Bueno, yo… ella… la moto… Hermoso –y apuesto mucho a que ya tenía la cara de idiota- Me... la… no… no se… pero hubo beso…

-NO JODAS HIJA DE MI PROGENITORA! –Dijo Anto dando brincos con Tony- AL FIN! Seguirás adelante! Pensé que nunca olvidarías a –se tapó ella misma la boca con sus manos mientras abría los ojos como plato- lo… lo siento.

Mierda que insensible eres, enserio –Le dijo Tony mientras se sentaba a mi lado- Amore…

-NO importa ya váyanse

-NO fue mi intención enserio Alex, no quise…

-QUE SE VAYAN! –Les grite mientras abría la puerta-

Me había acordado lo que tanto no quería recordar, de tan solo pensarlo me daba rabia, tristeza, recordaba cosas buenas y malas, esos momentos que pase con ella, cuando supe lo que me hiso y cuando la encontré, es triste…

No me di cuenta a la hora que me dormi...

////////////////////////////////////////////////



This page:




Help/FAQ | Terms | Imprint
Home People Pictures Videos Sites Blogs Chat
Top
.