peperonity.net
Welcome, guest. You are not logged in.
Log in or join for free!
 
Stay logged in
Forgot login details?

Login
Stay logged in

For free!
Get started!

Text page


maduro.y.apasionado.xxx.les.peperonity.net

Hasta que la Mafia nos separe - 6

Autora: Veersus, chilena

16 min. L: yo por su hija me mudo a la Luna

J: eso quería escuchar, la críe para que tuviera la mente fría en estos casos, va andar rara y callada, si?

L: ella no habla mucho normalmente, así que no espero mucho – dijo riendo –

Mariana: escuche eso querida – le dije desde la puerta –

Joan: - rió y se metió a la casa –

Liliana: - avanzo hacia mi y me beso –

M: perdóname

L: por que?

M: por meterte en este problema

L: prefiero esto a estar muerta – dijo irónicamente –

M: - reí – no hubiera podido matar a mujer con semejante cuerpazo – le dije mientras la miraba de pies a cabeza y me mordía los labios –

L: - rió fuertemente mientras papá nos miraba –

J: señorita usted estudia verdad?

L: si – dijo apretando los dientes, recordando su vida normal –

J: como lo va hacer?

L: no lo se –suspiro –

M: no puedes dejar tus estudios linda

J: Marianita tiene razón

M: ves, Marianita tiene razón – burlándome de su ternura paternal –

L: - peñiscándome – no seas mala

J: - movía su cabeza divertido –

M: ya, ahora enserio… te iré a dejar a la universidad mañana y así podrás seguir con tus clases

L: y si alguien me va a buscar

M: aquí tendrás a tu guardaespaldas – colocándome en posición de superhéroe –

J: y también al padre de la mujer maravilla cuidándote

M: tu puedes ser Superman si quieres – le dije tratando de hacer un trato –

L: - reía divertida, me encanta escucharla reír después de todo lo que ha pasado –

J: gracias, pero prefiero ser Joan

M: tu te lo pierdes – dije haciendo una seña de despreció –

L: bueno, bueno… entonces los dos me irán a dejar a la universidad?

J: así es – dijo prendiendo la televisión –

M: y te esperaremos hasta que salgas de clases

L: seguros? – dijo apenada por las supuestas molestias que traería –

J: - se giro y ambos la miramos fijamente y al unísono dijimos – por supuesto

L: bueno, bueno – dijo resignada –

Estábamos viendo un partido de futbol con papá mientras el tomaba cerveza, de pronto mire a Liliana la que me hacía gestos insinuándose desde el pasillo… miré a papá el cual estaba concentrado en el partido

Mariana: iremos a ver las habitaciones

Joan: si, si… - me miro y movió la cabeza – por lo menos no tendré que preocuparme por un embarazo

Liliana: - se sonrojó al verse descubierta yo solo reí –

La seguí a una de las habitaciones y nos encerramos en ella, comenzó a sacarse la ropa y yo estaba estática, otra vez parecía una niña indefensa ante su espectacular cuerpo, se acerco y sus brazos se anudan en mi cuello, ella sin ningún pudor se pega a mi y pega su frente con la mía

Liliana: de nuevo nerviosa chica ruda?

Mariana: - sonreí e intente besarla pero ella me esquivo –

L: desnúdate – me dijo mientras se alejaba de mi –

M: - por que pregunte con gestos –

L: hazlo

Me desnude, quedamos en iguales condiciones y se volvió acercar a mi, esquivo otra vez uno de mis besos y yo solo podía morderme los labios deseándola locamente…

L: cuantas veces haz estado así con una mujer?

M: ella estando desnuda y yo sin poder ni siquiera besarla?

L: si… cuantas? – volvió a preguntar mientras acariciaba mi espalda –

M: nunca

L: - me sonrió – me encanta ser la primera

M: - la tomé y la aprisione contra mi suavemente, ella ahora se dejaba – eres con la primera que hago el amor

L: entonces hazme el amor otra vez Mariana – dijo mientras lamía mi cuello –

No existía el pasado duro, ni el presente complejo que teníamos, ni siquiera el futuro incierto, solo ella, sin tiempo, sin planes… solo amor y deseo, la tome y la subí sobre el escritorio siempre con nuestras frentes pegadas y ella amarrada a mi cuello, acariciaba mi espalda mientras yo mordía sus pechos al ritmo de sus gemidos que solo yo podía oír, fui bajando y nuestras miradas se clavaron mi lengua toco su clítoris y ella mordió sus labios para no gemir fuerte, acomodo su cabello y tomo el mío con fuerza, la lamí e introduje mis dedos, ella aguantaba sus gemidos pero su respiración me deleitaban, me detuve cuando estaba por acabarse, ella me sonrió, en ese momento no encontraba rasgos de ternura en ella y eso me enloquecía, me llevo a la pared donde me dejo de frente, tomo mis dos manos y las puso contra la pared, una de sus manos masajeaba mis pechos mientras la otra tocaba solo en forma superficial mi vagina, lo hacía para que le rogará y no le costo mucho conseguirlo mucho menos cuando ella me lamía los hombros y me lo pedía

Liliana: ruega por que te haga mía, ruega – me decía jadeante –

Mariana: házmelo amor, por favor… hazme tuya, hazme tuya una y mil veces…

Jadeaba, le rogaba y estaba a punto de acabarme solo con su respiración cuando me introduce dos dedos, no me controle y gemí con fuerza… ella sigue con su trabajo de mete y saca y cuando me tiene a unas cuantas metidas de acabarme, para y me da vuelta

Liliana: quiero que acabemos juntas mi amor

Nos recostamos en la cama esta vez yo encima de ella y ambas le introdujimos a la otra dos dedos, comenzamos a gemir sin pudor y segundos antes de acabar me besa

L: te… amo… te amo – dijo en medio de su orgasmo –

Es lo que dice antes de arquear su espalda provocando que me acabe, caí rendida a su lado en la cama, ambas desnudas y siendo cómplices de aquella travesura muy poco silenciosa, nos miramos y reímos, luego ella se cobijo en mis brazos y beso mi pecho

Mariana: yo también te amo

Liliana: linda, yo también – dándome un pequeño beso en los labios – tu papá nos habrá escuchado?

M: tendría que estar sordo para que no lo hubiera hecho

L: todo esto es tu culpa

M: y por que mi culpa? – pregunte frunciendo el ceño –

L: tu que me haces el amor tan rico – subiéndose arriba mío mordiéndose el labio inferior –

M: - tome su cabello y la bese –

Los Meses pasaron tranquilos, vivíamos con papá y algunas noches el salía a “trabajar” y ninguna de las dos se lo cuestionaba, hablamos con los padres de Liliana y si bien no le contamos el problema en el que estábamos metidas ellos aceptaron dejar que viva conmigo, obviamente sin que yo interfiriera con sus estudios, la llaman diariamente por lo que no es un problema, con Liliana hemos consolidado una relación increíble, siempre pensé que era pésima para las relaciones y si aun creo que lo soy, no hablo mucho, prefiero estar en casa y no soy muy buena con los regalos, pero eso a ella le da igual, ella habla por las dos por lo que no es un problema además de encantarle que yo le preste atención mientras me cuenta sobre su día, tuvo que dejar de lado sus fiestas por las circunstancias en las que estamos, aunque la verdad se que tampoco lo haría, no le gusta dejarme sola como si algo fuese a pasarme y sobre los regalos, las veces que salimos ella elige que le gusta y pasamos horas viendo ropa algo que no me molesta en lo absoluto, me encanta verla sonreír, por lo que tampoco existen problemas entre nosotras, pero afuera… afuera sigue el mismo mundo, con la misma gente y por mas que nos encerremos en la casa seguimos con el mismo problema, era una noche para nosotras normal hasta que sentimos el auto de papá llegar a gran velocidad, me puse de pie y Liliana se refugió atrás de mi, mi papá entro

Joan: niñas nos encontraron – dijo mientras revisaba las ventanas de la casa –

Mariana: sabes que eso no funcionará, tenemos que hacer algo

J: en que estas pensando?

M: dame las llaves del auto

Liliana: para que?

J: - las busco en su bolsillo y me las dio –

M: mi amor necesito mantenerte a salvo

J: deben ser los autos que vienen en la entrada – dijo por las luces a lo lejos –

L: amor no, por favor

M: papá por favor, cuídala

J: por supuesto – dijo mientras apagaba las luces –

L: Mariana por favor, por favor – me rogaba y aprisionaba mi mano –

M: Liliana… quédate con papá, yo vuelvo enseguida

L: Te amo – me dijo cuando me soltó –

Fue lo último que escuche antes de salir por la puerta trasera y subirme al auto, los espere un poco, para que creyeran que nos íbamos en el auto y arranqué, los lleve por la carretera desolada a esas horas para no poner en peligro a nadie, comenzaron a disparar, rompieron el vidrio trasero y yo no podía acelerar mas, las curvas eran imposibles de tomar a esa velocidad, de pronto en el final de una de ellas le disparan a un neumático, el auto se descontrola y me doy vuelta, cuando el auto estaba girando yo solo podía pensar en mi padre, en Liliana y en la falta que me había hecho su beso de buena suerte, intente salir del auto, pero ya estaban sobre mi, solo logré escuchar unas voces, unas voces que no reconocía…

Hombre: estará muerta? – preguntó –

Hombre2: dispárale al tanque porsiacaso – dijo mientras le pasaba la pistola –

Eso fue lo último que escuche y mentalmente le pedí mil veces disculpas a Liliana, un te amo a gritos fue opacado por la explosión…

LILIANA:

Logró que los autos la siguieran, pero mis lágrimas comenzaron a correr por mis mejillas, su padre me abrazo y me oculto porsiacaso, ...
Next part ►


This page:




Help/FAQ | Terms | Imprint
Home People Pictures Videos Sites Blogs Chat
Top
.