peperonity.net
Welcome, guest. You are not logged in.
Log in or join for free!
 
Stay logged in
Forgot login details?

Login
Stay logged in

For free!
Get started!

Text page


maduro.y.apasionado.xxx.les.peperonity.net

Una Gitana muy especial...

Autora: anilove

15 min. Todo comienza en mis horarios de colación, por lo general, comía en un restaurant al frente de mi trabajo, a pesar de que mi casa quedaba a solo 3 cuadras (nunca me ha gustado comer sola), y después me sentaba a descansar en una banca de la plaza, donde el aire fresco y la tranquilidad me trasportaban a viejos recuerdos o a nuevas fantasías.

Siempre veía un grupo de gitanas, jóvenes y algunas mayores con sus hijos a la siga, eran las mismas siempre, me gustaba observar su vestuario, tan particular, su actitud y ese misterio que las rodeaba.

Un día se me acerca una gitana joven, no mas allá de 20 años.

-paisana, no quiere que le vea lo que le depara el destino.- Me dijo con voz suave, Mientras yo observaba su rostro, su cuello, sus hombros y su escote….!que escote! Pensé.

- Ya, ve que me depara, pero con una condición, me respondes un par de preguntas.- le respondí.

-ya paisana por donde empezamos, las preguntas o el destino.

-por las preguntas- dije seria. –Porque las gitanas piden dinero? – le pregunte con un tono suave.

-Las pailas de cobre, que hacen los hombres, no siempre son vendidas, la mayoría tiene hijos, los niños no piensan en si vendiste las pailas o no, piensan en que tienen que comer. Además no porque vivamos en carpas no nos bañamos, tenemos que pagar todos los días una ducha.- Respondió con voz de angustiada.

-Pero sin embargo yo veo que llevas bastantes joyas, una persona que no tiene para comer no creo que ande con tantas joyas encima.-

-Las joyas para las gitanas son importantes…las hace mas valiosa como mujer, siempre en fechas importantes te regalan joyas de oro... siempre de oro. Esta cadenita me la regalo mi padre cuando me case. – respondió tomando entre sus manos un delfín que colgaba en su escote dando inicio a la comisura de sus senos.

-aaah! Eres casada, pero si te vez tan joven, tan niña.

- las gitanas nos casamos jóvenes, tenemos hijos jóvenes…todo es joven jajajajajaja- rio sin disimulo.

- y tienes hijo? – No-.

-y se puede saber porque- pregunte interesada

- Mi marido anda en el norte buscando una casa donde nos iremos a vivir- en su cara una sonrisa de satisfacción.

- pero para tener una casa hay que tener plata…o dime que con lo que juntas en la calle comes, te bañas y vas a comprar una casa-

- La verdad es que yo no tengo gran necesidad, pero con el dinero que junto ayudo a mi hermana menor que ya tiene 2 críos y me compro telas- sobando sus manos por su pollera.

Mire la hora, ya estaba retrasada en 5 minutos, cosa poco común en mi.

-gitana…no se como te llamas…pero me tengo que ir al trabajo- le dije mientras me paraba.

-Me llamo Salome…. paisana y tu destino? Tu nombre?

- Victoria…Me lo lees otro día-

Saque mi billetera y le pase dos billetes, le dije que por su disposición, me lo agradeció mucho.

Esa tarde estuve todo el día pensando en ella, envidiando el delfín…desconcentrada total; llegaron solo 3 pacientes a la consulta, los otros 2 cambiaron la hora….lo que me regalaba 2 horas para mi… mejor dicho para mi imaginación y Salome.

Paola, mi secretaria; entro a mi oficina a preguntarme si cerraba ya o tenia algo que hacer.

La mire y le dije: Pao…necesito que me ayudes…hace cuanto que no me haces un cariñito o porque te casaste se te olvidaron nuestras aventuras en esta oficina.

Paola que llevaba su falda de trabajo y una blusa blanca, se acerco a mi silla, se subió la falda y se sentó encima de mí , quedando nuestros rostros de frente, la besé desenfrenadamente…mejor dicho NOS besamos, mis manos recorrieron su culo, sus muslos, su espalda. Pao comenzó a desabrochar mi blusa de a poco, besando mi pecho, aprovecho que mi sujetador se abría por delante, lo desabrocho con su boca, quedando mis senos al aire; me deje querer, que Pao mordisqueara mis pezones…Estábamos empezando lo mejor cuando sonó su celular…era su marido, se paro y le contesto, en eso yo abrocho mi sujetador y mi blusa, arreglo un poco mi pelo y me levanto de mi silla.

-ahora podemos seguir con lo nuestro, ven bebé, también extrañaba esto- dice Pao con voz de suplica.

- No, ya no es lo mismo, me voy…estoy cansada- respondí tomando mi cartera.

-bebé, acaso ya no te caliento, vamos a tu casa entonces - me dice Pao con voz muy sexy y tocando sus senos.

Agarre a Pao de espalda contra la pared, le baje su tanga y le introduje 4 dedos, haciendo meta y saca…mientras Pao se retorcía de placer. Saco mi mano, Pao se da vuelta, agarro mi cartera (que había dejado al lado) y me voy diciéndole a Pao: - Ya, no me calientas...Nos vemos mañana.

-Pero me vas a dejar así…- dice Pao.

Salí con la idea fija de encontrar a Salome y seguir nuestra charla. Chupe mis dedos, tenia el sabor de Pao…la verdad es que si me calentaba, como todas las mujeres con hermosos senos y buen culo como ella…y como Mi Salome.

Di la vuelta completa a la plaza, buscándola con la mirada…no la encontré, me fui decepcionada a mi casa.

Esa tarde Paola me llamo varias veces, no le conteste…estuve un par de horas en el jacuzzi y después me fui a dormir.

Al día siguiente, llegue primero que Paola, solo quería que llegara la hora de la colación para ver a mi gitana.

Entra Pao y me dice: - Buenos días, tenemos todas las horas ocupadas, eres una malita ayer me dejaste con todas las ganas, y me dolió mucho lo que dijiste, hoy vengo preparada ¿quieres ver?

-Pao, cálmate, no tengo ganas de nada hoy …lamento lo que dije, no quería lastimarte, puedes traerme las fichas de la mañana- respondí con voz de mando.

Pao me quedo mirando decepcionada, y se fue, un par de minutos después ya estaba en mi oficina con las fichas.

-ya llegó el primer paciente- dice Paola.

-Que pase- respondí sin mirarla.

Le tuvo que doler a Pao que ni la mirara, pero bueno eso es otra historia.

Esa mañana se me hizo corta, le pedí a Pao que para la tarde comprara mas pañuelos, por que ya se habían acabado…en una consulta de psicóloga jamás deben faltar los pañuelos; y me fui directamente a la plaza, pensando en que si no iba a almorzar podría tener mas tiempo para estar con Salome.

No pasaron ni 5 minutos cuando ya estaba Salome a mi lado.

- Buenos Días Salome, como estas?- le dije con tono suave y mirándola fijo a los ojos.

- Hola Paisana, bien… con calor no mas- respondió jugando con los flecos de su polera.

- Como te ha ido hoy?

- Mal…no he juntado nada de dinero y hoy solo pude lavarme.- respondió con voz de pena.

- Pero Salome, quien más se quiere duchar? Yo vivo súper cerca vamos a mi casa te presto ducha… Vamos!

- Enserio? Pero paisana no será molestia para ti, mi hermana y mi sobrino también necesitan ducha.

- Vamos, llama a tu hermana, no te preocupes.

- Paisana…pero es que no ando trayendo nada para cambiarme.

- Mira te puedo ofrecer lo siguiente: ahora tengo que ir a trabajar pero a las 6 estoy desocupada… vivo a una cuadra por esta calle, la casa rosada de la esquina, tocas y te presto ducha…te tinca?

- Paisana, no tengo dinero para paga….-

- No te cobrare- respondí antes de que terminara su frase.

- Muchas gracias Paisana, no se como agradecerte.

- Déjame comprarte un helado para que pases un poco el calor, acompáñame.

Fuimos a la heladería, le compre una copa, nos sentamos, enviciada yo con su escote, y ella ingenua comía su helado; conversamos un poco de la vida…nada de mucha importancia, cuando veo la hora llevaba 15 min. De retraso y Pao ya me estaba llamando, menos mal que la heladería estaba a un par de metros de la consulta. Salomé me acompaño hasta la puerta, le conté que hay trabajaba que si necesitaba algo subiera no más. Y se fue.

- La paciente te esta esperando- dijo Pao

- Disculpe la demora, pase- dije mirando a mi paciente con una sonrisa.

Esa tarde se hizo corta, a las 6 baje las escaleras de mi consulta y en la puerta, bella como siempre, Salomé me esperaba.

-Salomé, que sorpresa- dije.

-como no sabia bien como llegar a su casa preferí venir aquí- dijo

- y tu hermana?

- no va a venir- respondió

- Bueno vamos entonces

Emprendimos el viaje a mi casa, como si fuera tan lejos jajajaja….abrí la puerta del patio (según yo es mas fácil).

-que hermosa tu casa, me puedo tirar aquí- dijo Salome, sentándose en el pasto.

La deje que se quedara ahí, por mientras, que abría la puerta de la cocina. Salome entro, miraba todo, y repetía como le gustaba mi casa.

-aquí esta el baño, hay toallas limpias encima, báñate tranquila, por mientras preparare algo para comer, te tinca?

-Paisana Victoria, muchas Gracias- y me abrazó.

Estaba en la cocina, no podía dejar de fantasear con Salomé y mis libidos e impulsos fueron más y por la ventana del baño la fui a espiar.

Vi como se sacaba las telas amarradas a la cintura, se sacaba la polera y quedaba solo en calzones… Si las gitanas ocupan calzones…Bueno Salomé ocupaba una tanga negra, su espalda hermosa, su piel, sus pechos grandes pero firmes, su cintura…era un verdadero éxtasis para mi…vi como se refregaba todo su cuerpo, como su mano recorría su concha, sin depilar, como masajeaba su pelo.

Corrí a la cocina, ya no podía más…Puse 2 tazas en la mesa, el hervidor y un pastel que tenia del día anterior.

Me sudaban las manos, el cuello…Salomé me ...
Next part ►


This page:




Help/FAQ | Terms | Imprint
Home People Pictures Videos Sites Blogs Chat
Top
.