peperonity.net
Welcome, guest. You are not logged in.
Log in or join for free!
 
Stay logged in
Forgot login details?

Login
Stay logged in

For free!
Get started!

Text page


declaracion iv internacional mod - Newest pictures
mebsu42.peperonity.net

DECLARACIÓN: IV INTERNACIONAL SOBRE PALESTINA

Sesenta años después de la partición de Palestina impuesta por la ONU con el apoyo del imperialismo y de la burocracia del Kremlin, partición que creó en 1947-1948 el Estado de Israel,
hoy un millón y medio de palestinos encerrados en Gaza sufren una nueva y terrible masacre.
Desde hace tres días bombarderos, helicópteros y misiles del ejército israelí machacan sin cesar la franja de Gaza. Hay cientos de muertos y heridos. En este martes 30 de diciembre por la mañana
se cuentan 360 muertos y 1.700 heridos, más de trescientos de ellos en estado muy grave. Muchos son niños, mujeres, ancianos alcanzados en sus viviendas, blanco de los ataques aéreos.
“El bombardeo de Gaza no va dirigido contra Hamás sino contra todos los palestinos”, declara la periodista israelí Amira Hass en el diario Haaretz del 29 de diciembre.
La primera oleada de bombardeos tuvo lugar en el momento en que los niños salían de las escuelas para ir a sus casas. Cuando los aviones soltaron las bombas, miles de niños estaban en las calles.
Desde el principio de la ofensiva el Estado de Israel prohíbe el acceso a los periodistas, y los escasos corresponsales de prensa presentes en Gaza pintan escenas de horror, y: “Cadáveres tendidos por el suelo, con los carnés de identidad a la vista paraque las familias les puedan reconocer. Tal era el espectáculo ayer a mediodía en el hospital Shifa de Gaza, sumido en la confusión más extrema”, informa el corresponsal del diario francés Journal du Dimanche del 28 de diciembre. “Entre cuerpos destrozados, heridos tendidos en camillas improvisadas, parientes que han ido en masa a identificar a un familiar fallecido o desaparecido, los médicos se desviven con los medios que tienen”. Medios atrozmente escasos a causa del bloqueo impuesto desde hace meses por el Estado Hebreo. La penuria de medicamentos, de sangre, de anestesia y de medios quirúrgicos condena a muerte a los heridos más graves. “Sólo se puede intentar salvar a los que tienen alguna posibilidad de vivir”, confía con amargura uno de los médicosdel hospital Shifa.
Desde el principio de la ofensiva, el ejército israelí ha decretado “zona militar cerrada” el sector que bordea la franja de Gaza-este. Todas las carreteras están cerradas a la circulación salvo
autorización especial del ejército, y sólo los habitantes de las localidades israelíes pueden acceder. “Es una medida que suele preludiar el desencadenamiento de operaciones terrestres”, informa
la agencia France Presse. Las operaciones terrestres causaríanaún más muertos y más atrocidades. Así, desde hace 60 años –desde la partición de 1947-1948 y la expulsión brutal y sangrienta de los palestinos de sus tierras, de sus pueblos, de sus hogares; desde la masacre perpetrada por el ejército jordano en el Septiembre Negro de 1970 hasta la perpetrada por el ejército israelí en Sabra y Shatila, en el Líbano, en septiembre de 1982– de masacres en masacres, que siempre vuelven a reproducirse, el pueblo palestino sufre las consecuencias terribles de un consenso internacional entre todas las grandes potencias imperialistas –empezando por el imperialismo norteamericano– y la antigua burocracia estalinista del Kremlin, con el aval de la ONU y la complicidad de los gobiernos burgueses árabes; un consenso basado en la negación del derecho de un pueblo a vivir libre y soberano en su tierra. Y, otra vez, los que desde hace 60 años, de acuerdo en ‘acuerdo’, de Camp David a Oslo, han impuesto e instrumentado esta política reaccionaria y desastrosa para el pueblo palestino y todos los pueblos de la región, se dedican a preparar su ineluctable continuidad:
En Washington, “el presidente G.W. Bush había sido informado de antemano”, informa el diario francés Le Figaro, y se guardó mucho “de pedir al aliado de los Estados Unidos que interrumpiese inmediatamente los ataques”, considerando que “Israel tiene derecho a defenderse”. La población de Gaza es bombardeada por F16 y con bombas norteamericanas.
En cuanto al presidente electo, Barack Obama, su principal asesor David Axelrod acaba de reafirmar que “la relación particular entre los Estados Unidos e Israel continuará”, declarando que “de momento hay un solo presidente que hable en nombre de los
Estados Unidos, el presidente actual, George W. Bush”. En la ONU, la sesión de emergencia del Consejo de Seguridad, que reúne a todas las “grandes potencias”, los Estados
Unidos, Rusia, China, Francia, Inglaterra, Alemania… y la mayor parte de los demás países de la Unión Europea, ha dado lugar a “un texto no vinculante que cada cual puede interpretar” (FranceSoir, 29 de diciembre).

En Egipto, en el Líbano, en Jordania, manifestaciones masivas gritan la cólera de los pueblos ante una nueva masacre infligida al pueblo palestino y contra la complicidad de sus gobiernos. Incluso dentro de las fronteras del Estado de Israel, desafiando la prohibición que representa la unión nacional, un millar de jóvenes israelíes se han manifestado contra la intervención, mientras los palestinos “del interior” organizaban huelgas y manifestaciones que subrayan la unidad del pueblo palestino.

Los hechos son claros: el editorialista de Le Figaro debe reconocer que “desde hace 60 años en el Oriente Medio hablan los ejércitos, y las palabras han acabado por perder el sentido. Ataque, réplica, escalada, erupción, se repiten las mismas palabras dejando siempre para mañana cualquier esperanza de paz duradera”. “La esperanza de una paz duradera”, es sin duda la aspiración del pueblo palestino y de todos los pueblos del mundo, conscientes de que la crisis que sacude al sistema de explotación del hombre por el hombre proyecta graves amenazas sobre el futuro de toda la humanidad.¡Parad las masacres ya!

Por su parte, la IV Internacional ha afirmado en todo momento que para evitar el engranaje de una guerra sin fin que se extiende a toda la región, y para establecer al fin la paz basada en el respeto de los derechos de los pueblos no hay más camino que echar atrás la partición de Palestina por la fuerza impuesta por la ONU y por todos los gobiernos en 1947-1948. No habrá paz mientras el pueblo palestino esté condenado al exilio en campos diseminados por toda la región, al encierro en cárceles sin techo como Gaza y Cisjordania o a ser ciudadanos de segunda dentro de las fronteras del Estado de Israel.

El derecho del pueblo palestino al retorno a sus tierras es un derecho imprescriptible. Un derecho que nunca podrá hallar acomodo ni cumplimiento en las fronteras de uno o dos supuestos “estados” en Gaza o en Cisjordania, rodeada por un muro de ocho metros de altura y alambradas, trufada de controles del ejército israelí y recortada constantemente por nuevas colonias de ocupación. Un derecho incompatible con la existencia de un Estado teocrático basado en el terror y la pretensión de reconocer sólo a los judíos el derecho a vivir en Palestina. Un Estado que mantiene en el interior de sus fronteras a un millón y medio de habitantes como individuos de segunda categoría, sin derechos por ser árabes.

La posición de la IV Internacional, formulada en 1947-1948, cobra hoy una actualidad más candente que nunca: sólo hay una solución conforme con la democracia y con el derecho de todos
los pueblos a la libertad, la independencia y la soberanía: el rechazo de la partición y “la lucha por una Palestina unida e independiente en la que las masas determinen soberanamente su suerte
mediante la elección de una asamblea constituyente” (La Vérité, noviembre-diciembre de 1947).
La IV Internacional lanza un llamamiento a todos los trabajadores,
a todos los partidarios de la democracia y del derecho de los pueblos a la soberanía para que unan fuerzas en todo el mundo a fin de exigir:
¡Derecho de todos los refugiados palestinos al retorno!
¡Asamblea Constituyente soberana!
¡Un solo Estado, una sola Palestina libre, laica y democrática,
que reúna con igualdad de derechos a los componentes árabe y judío!
¡Parad de inmediato las masacres en Gaza! ¡Detened los bombardeos!
¡No a la intervención terrestre! ¡Levantamiento inmediato del bloqueo!
¡Abajo la ocupación militar!
30 de diciembre de 2008
POSI: Desengaño, 12, 1º 3A. 28004 Madrid - www.posicuarta.org - Tel. 91 522 2356 - Correo electrónico: inforposi@gmail.com
Publicado por Lycano en 1:54 PM 0 comentarios Enlaces a esta entrada
Etiquetas: Judaísmo vs Sionismo, Masacre Sionista, Palestina, Resistencia Palestina, Sionismo, Trotkismo


This page:




Help/FAQ | Terms | Imprint
Home People Pictures Videos Sites Blogs Chat
Top
.