peperonity.net
Welcome, guest. You are not logged in.
Log in or join for free!
 
Stay logged in
Forgot login details?

Login
Stay logged in

For free!
Get started!

Text page


e a mp gv - Newest pictures Animation Animated
meditalo.peperonity.net

/*-*/.'Algo que nosotros creamos/*-*/.'



Algo que nosotros creamos
-------------------------


Posiblemente, lo que todos anhelamos más en la vida sea el amor y las relaciones amorosas. En lo más profundo de nuestro ser, lo que más deseamos en el mundo es amor. Todos buscamos establecer una relación especial. ¿Por qué, entonces, tanta gente vive una vida solitaria, buscando, esperando, pero en muy pocas ocasiones encontrándola?



El amor no es el resultado de la suerte o del destino, no es algo que nos sucede, es algo que nosotros creamos y todos tenemos el poder y la capacidad de hacerlo. Todos podemos amar y ser amados, todos tenemos la capacidad de crear relaciones amorosas. No importan las circunstancias en las que nos encontremos, la vida puede cambiar y está en nuestras manos hacerlo. La vida puede ser todo aquello que debería ser: gozo, misterio y amor en abundancia.



La gente comete el error de creer que, si tienen suerte, se enamorarán; se imaginan que un día irán andando por la calle y, de repente, verán a alguien y les dará el flechazo. Pero eso no es amor, es atracción física.



No cabe duda de que el amor puede crecer de una atracción física mutua, pero el amor verdadero nunca puede ser sólo físico. Para amar, para amar realmente, debes comprender a esa persona, necesitas conocerla y respetarla. Es preciso que su bienestar te preocupe de verdad.



No es posible conocer a alguien sólo por su apariencia física. Para amar a una persona de verdad debes verla por dentro, su naturaleza, su espíritu o su alma. Hay cosas que no pueden contemplarse con los ojos.



En el amor lo esencial sólo puede verse con el corazón. Por eso, una relación duradera basada en el amor verdadero no es una casualidad, algo que suceda por accidente o que sea el producto de la suerte. Tiene que construirse y cuidarse.



Si quieres que te amen, tú tienes que amar primero. Todos tenemos el poder de amar y de que nos amen y la capacidad para crear relaciones amorosas en nuestra vida. Por es tan triste que la gente decida vivir sin amor. Alguna gente decide no amar para evitar el dolor que la separación y la pérdida producen.



El amor está disponible para todo el mundo, pero debemos elegirlo. La vida está repleta de elecciones. Podemos elegir llevar la razón o que se nos ame; podemos elegir el perdón o la venganza, la soledad o la compañía. Siempre hay que hacer elecciones. Las personas que no cuentan con una relación amorosa en la vida es porque, consciente o inconscientemente, lo han decidido así.



Muchas personas cometen el error de pensar que el amor sólo entrará en sus vidas cuando encuentren a la persona de sus sueños. Creen que sabrán lo que es el amor tan pronto como su «media naranja» entre en sus vidas. Pero lo cierto es que nunca encontrarán amor fuera, a menos que antes lo encuentren dentro de sí mismos.



En la vida logras lo que eres y eres lo que logras. Las relaciones no aportan el amor, nosotros ponemos amor en la relación. Cuando somos cariñosos, una relación cariñosa surge inevitablemente.



Si deseas amor, debes renunciar a tus miedos y estar dispuesto a no dejar pasar las oportunidades que surjan. A todos se nos ofrecen a diario muchas oportunidades, pero muy a menudo, las dejamos pasar por nuestros temores e inseguridades.



No puedes lograr una relación amorosa a menos que aprendas a amar. Cualquiera puede aprender a amar ya que es el estado más natural del mundo: amarte a ti mismo, a los demás y a la vida. Sean cuales sean nuestras circunstancias o posición en la vida, todos tenemos la capacidad de amar y ser amados, de disfrutar del amor en abundancia



Todos llegamos a ser aquello que pensamos. Si abrigas pensamientos de rabia, experimentarás rabia; si los abrigas de entusiasmo, te sentirás entusiasmado; si tienes pensamientos felices, experimentarás felicidad y si abrigas pensamientos de amor, experimentarás amor.



Todos elegimos lo que deseamos pensar, lo que sucede es que en el curso de nuestra educación se nos enseña a elegir pensamientos equivocados. Le enseñamos a la gente a que juzgue a los demás, a que discrimine a los que son diferentes. Ama a un niño y el niño te devolverá su amor, simplemente porque es parte de nuestra naturaleza amarnos mutuamente.



El problema es que la percepción que un niño posee del amor depende principalmente de sus padres. La forma en que los padres tratan a sus hijos y se comportan entre sí determinará cómo el niño percibe el amor. Por eso tenemos que aprender de nuevo qué es el amor y qué significa dar amor. Debemos cambiar nuestras actitudes y creencias y, por tanto, nuestros pensamientos. Para ellos hacemos uso de las afirmaciones.



Una afirmación es una aseveración que haces en voz alta o en silencio y que, si repites lo suficiente, cambiará tus pensamientos y creencias. Las afirmaciones cambian nuestros pensamientos y creencias subconscientes. Nuestros pensamientos determinan nuestra acciones, las acciones producen nuestra conducta y la conducta conforma nuestro destino.



Las afirmaciones te ayudan a cambiar las creencias subconscientes, pero después debes considerar conscientemente lo que el amor significa para ti y qué significa amar a alguien.



Amar a alguien es cuidar de esa persona, es estar allí cuando te necesite, ayudarla, cuidar siempre de su bienestar, es pensar en sus necesidades y deseos. Si deseas tener relaciones con verdadero amor, debes considerar las necesidades de los demás. Y para eso necesitamos ponernos en su situación, intentar ver las cosas desde su perspectiva.



El problema es que la gran mayoría de las veces sólo pensamos en nuestras propias necesidades y no en las de los demás. Si no pensamos en las necesidades de los demás, es muy difícil mostrar amor hacia ellos.



Todo comienza con un pensamiento: los pensamientos amorosos conducen a acciones y experiencias amorosas. Tus pensamientos no sólo te ayudarán a atraer relaciones basadas en el amor, sino que además te ayudarán a reconocer a la pareja de tus sueños cuando entre en tu vida, al saber de antemano quién es tu pareja ideal pensando en los atributos que deseas ver en esa persona.



El amor no es ciego, pero el deseo sexual y la atracción sí lo son; si no has pensado de antemano en los atributos de tu pareja, es muy fácil acabar con alguien totalmente incompatible. Si te creas una imagen mental de la persona con la que te gustaría compartir el resto de tu vida, es mucho más probable que la reconozcas cuando aparezca.



Esa es precisamente la esencia del poder del pensamiento; para atraer algo o a alguien a tu vida, primero debes imaginarte que ya está ahí. Tu capacidad de amor y de ser amado, de crear relaciones duraderas y con corazón, tu capacidad para atraer a tu pareja ideal, comienzan con el poder de tus pensamientos.



Una de las razones por la que no hay amor en la vida de muchas personas es porque no se aman a sí mismas. Si no respetas, no puedes amar. No puedes amar a nada o a nadie a menos que antes lo respetes. Y la primera persona que merece tu respeto eres tú. Si no te respetas no puedes amarte, y si no te amas es muy difícil amar a los demás.



Mucha gente no se respeta a sí misma, Las razones son múltiples: no les gusta su físico, voz, personalidad o inteligencia; dejan de mostrar respeto por sí mismas y se consideran inferiores a los demás. Debemos aprender a aceptarnos, a apreciarnos, independientemente de lo que la gente diga de nosotros.



Tenemos que aprender que todo tiene un lugar en el mundo, que todos somos únicos y especiales. Nunca ha existido nadie como tú y nunca existirá. Ese hecho en sí hace a cada ser humano, a cada alma digna de respeto.



Cuando te preguntas qué respetas en ti, tu cerebro buscará invariablemente una respuesta. También es muy útil plantearse esa misma pregunta con otras personas, especialmente con gente que nos desagrada. Tu mente se centrará en lo que respetas en ellas en vez de en lo que te disgusta. Una vez que esto suceda, te resultará más fácil mostrarte más cariñoso y comprensivo con ellas al actuar de una forma más bondadosa y considerada hacia los demás.



Hay mucha gente que trata a los demás como si no valiesen nada, pero lo cierto es que todos procedemos del mismo Creador, todos estamos hechos a la imagen y semejanza de Dios. Uno de los peores errores que se puede cometer en la vida es infravalorar el poder de un individuo. Toda persona tiene el poder de cambiar el mundo y, a su manera, cada persona lo hace. Cuando respetamos el verdadero valor de los demás, comenzamos a tratarlos de forma diferente.



La gran mayoría de los problemas que tenemos en el mundo surgen porque perdemos el respeto a nosotros mismos, a los demás y a la vida; perdemos la capacidad de amar. Si respetásemos las creencias de los demás, podríamos empezar a querernos mutuamente.



Una vez que has descubierto tu propia valía, empiezas a ver la de los demás y los respetas por ello. Sólo después de respetarte y quererte empiezas a sentirte cómodo en la presencia de otras personas. Cuando buscas en los demás atributos dignos de respeto, tu actitud hacia ellos cambia y te resulta más fácil mostrarte cariñoso.



Si quieres recibir amor, todo lo que tienes que hacer es darlo. Y cuando más des, más recibirás. El amor es como un bumerán, siempre vuelve a ti. Es posible que no proceda de la misma persona a la que tú se lo diste, pero de una manera u otra volverá. Y volverá con creces.



Lo que no debes olvidar es que a diferencia de las posesiones materiales o del dinero, el amor es una fuente inagotable y todos podemos dar sin miedo a que se acabe. Cuando damos, no perdemos nada. De hecho, la única manera de secar el amor ...


This page:




Help/FAQ | Terms | Imprint
Home People Pictures Videos Sites Blogs Chat
Top
.