peperonity.net
Welcome, guest. You are not logged in.
Log in or join for free!
 
Stay logged in
Forgot login details?

Login
Stay logged in

For free!
Get started!

Text page


enero - Newest pictures
palabras.de.fe.peperonity.net

<+>El poder: Un toque tierno<+>



Marcos 5:21-43

Abramos nuestras Biblias en Marcos, capítulo 5, versículo 21. La vez pasada estábamos tan felices de ver a Jesús liberar a ese hombre, Legión. Ahora miren lo que hace aquí, libera a dos mujeres. Es maravilloso ver cómo desencadena su poder. Sin embargo, el poder muchas veces pensamos que es explosivo o energético, que lo es, pero cuando el poder con autoridad se usa correctamente, es muy tierno.

Si estás escuchando por radio o leyendo por Internet, puedes ir por tu Biblia y acompañarnos. Si estás conduciendo, solamente mantén tus manos en el volante y tus ojos en el camino.

"Y pasando otra vez Jesús en un barco á la otra parte, se juntó á él gran compañía; y estaba junto á la mar." Recuerdan que son tres grupos, vistos desde el principio de Marcos. Las multitudes, que son grupos masivos de gentes; diremos que es algo así como el evento Harvest (Cosecha), el cual llena el estadio de Anaheim. El segundo grupo que a menudo se encuentra en Marcos es el de los seguidores. Es gente que posiblemente no sea un grupo tan masivo como el de las multitudes, pero sigue siendo un buen grupo de personas. Lo siguen por varias razones, porque les gustó lo que escucharon, les gustó lo que vieron, pues algunos milagros fueron realizados. El tercero y grupo más importante de gentes que rodeaban a Jesús, tal como nos lo muestra Marcos, eran los discípulos.

Quieres preguntarte ahora, ¿cuál de éstos eres tú? ¿Eres parte de una multitud, que está enterada de que Jesús anda alrededor? ¿Eres parte de los seguidores, que van pegados sólo por ver qué es lo que Jesús hace? O, ¿eres un discípulo? - palabra de la cual significa "disciplinado". ¿Eres de los que han hecho un compromiso con él y con disciplina siguen el estilo de vida de Jesucristo?

Estás en una de esas tres categorías - la multitud, lo cual no te llevará al cielo. Siendo un seguidor, no necesariamente tienes seguro tu sitio allá. Pero siendo un discípulo es lo que te llevará al cielo, porque creerás sus palabras. Él dijo, "Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos." Así que un seguidor no necesariamente continua en la palabra del Señor, como tampoco un miembro de la multitud, pero un discípulo es un "disciplinado" que en verdad continua en la palabra del Señor.

Ahora, identifícate a ti mismo, porque Dios ya sabe quién eres. O eres un seguidor, un miembro de la multitud, o uno de sus discípulos. Quieres llegar a la posición de discípulo.

"Y vino uno de los príncipes de la sinagoga, llamado Jairo; y luego que le vio, se postró á sus pies." Aquí tenemos ahora algo no muy usual, debido a que él es el líder de la sinagoga y por lo mismo es muy popular en el área, así como muy conocido y muy respetado. El verlo postrarse a los pies de otra persona, en efecto, hubiera sido una rara escena. Pero, él tiene una situación que en verdad le está desgarrando el corazón. La veremos desarrollarse dentro de un minuto, estoy seguro que ustedes ya habrán leído esta historia.

Pero es muy importante el que comprendamos que si estuviéramos con la multitud, parados atrás, en medio de un grupo masivo de personas, esperando en la orilla y vemos a la persona probablemente más notable de nuestra comunidad, correr y postrarse a los pies de Jesús, estaríamos preguntándonos, "¿De qué se trata todo esto?". Sería totalmente fuera de lo ordinario, simplemente no sucede.

"Y le rogaba mucho, diciendo...". Ahora, el ver a una figura de autoridad rogando sería otra cosa fuera de lo ordinario. "Y le rogaba mucho, diciendo: Mi hija está á la muerte: ven y pondrás las manos sobre ella para que sea salva, y vivirá."

Ahora, quizá tengas un amigo, o quizá un pariente o miembro de su familia, quien se encuentra a punto de morir. Quizá no vaya a morir ahora mismo, pero se encuentra en la situación en la que no sabe siquiera si son unos días o unas semanas o cuánto será lo que le quede de vida. Jesús puede interceder en la vida de cualquiera hasta el final. Lo hizo con el ladrón en la cruz, cuando Jesús fue crucificado, aun así le ministró a ese tipo.

La abuela de mi esposa Sandra tenía 103 años cuando murió. Eso es ser viejo, sí, muy viejo. Era inglesa y la Reina le envió una tarjeta de felicitación cuando cumplió los 100 años, y el Presidente otra, así que durante tres años recibió feliz cumpleaños presidencial y, feliz cumpleaños reinal desde Inglaterra. Pero yo recuerdo que recibimos una llamada una tarde de domingo, diciéndonos que iba a morir, que estaba a punto de morirse. Le pedí a mi ayudante que me reemplazara en el servicio y Sandra y yo nos dirigimos al Condado de Orange para verla en el hospital. Fuimos orando durante todo el camino al hospital, y le dimos gracias al Señor por esta gran dama. Y qué dulce dama era, la cual aceptó a Dios en su corazón.

Cuando llegamos, algunos familiares se encontraban afuera, y se percibía lo tristes que estaban, así que Sandra y yo entramos a su cuarto y hicimos una oración con ella. Ella tenía los ojos abiertos, nos vio, se sentó y sonrió, y me abrazó y sentí toda su fuerza. Bueno, ella vivió un año más. No sé de qué se trató, creo que ella tomó un par de años de mi vida, mas no estoy seguro.

Estar a punto de morir, tal vez lo has visto con tu abuelo o alguien, enfrente de ti. Entonces, ahora puedes entender porqué ruega Jairo y porque está postrado ante Jesús. "Mi hija está á la muerte: ven y pondrás las manos sobre ella..." Ésa es una petición razonable. Pero vean lo que sigue a continuación, "Para que sea salva, y vivirá." Eso es fe. Aquí tenemos a un hombre judío que vive bajo la ley y cada semana expone la ley a la comunidad, pero aquí, debido solamente a que Jesús se encuentra en el vecindario, él tiene fe.

"Yo sé que mi hija vivirá, si tan sólo tú vinieras y pusieras tus manos sobre ella." Vemos que el hombre ha soltado fe, y a Jesús le va a gustar eso y lo va a aceptar. "Y fué con él, y le seguía gran compañía, y le apretaban."

"Y una mujer que estaba con flujo de sangre doce años hacía..." Antes de que continuemos, a ver el problema de esta mujer, me gustaría que marcaran en la Biblia de la persona que está enseguida de ustedes la palabra "una". "Una mujer." Eso es muy importante, si te detienes a pensarlo. No nos da su nombre, no nos dice si es rica o pobre, si es famosa, su estatura, que educación tenía. Es cierta mujer. Y si lo recuerdan, a lo largo de la Biblia, hay algunas ciertas gentes.

Había "un" discípulo en el libro de Hechos llamado Ananías, el cual fue despertado durante la noche por el Señor quien le dijo, "Levántate, y ve á la calle que se llama la Derecha, y busca en casa de Judas á uno llamado Saulo, de Tarso: porque he aquí, él ora. Y ha visto en visión un varón llamado Ananías, que entra y le pone la mano encima, para que reciba la vista." Asombroso. Ahora, Dios está sentado en el cielo y está viendo allá abajo la calle Derecha, y está viendo donde vive un discípulo (solamente era llamado "un discípulo".) Y éste está teniendo una visión allí, y el otro, Saulo, está teniendo una visión allá. Y Dios ha encendido los corazones de los dos con estas visiones. Y lo va a llevar con este hombre, tan sólo un discípulo. Qué extraordinario, que una visión pueda quitarte el temor. Él temía que si iba, Saulo le mataría. Pero cuando Dios se lo reafirmó, se volvió su hermano, porque Dios dijo, "Él es uno de mis muchachos."

Nos damos cuenta de que Dios quiere encender también nuestros corazones con una visión. "Sin visión", dice la Biblia, "el pueblo será disipado." Entonces quiero motivarte. Dios quiere hacer algo en grande, ya que el mundo está girando en espiral, fuera de órbita, ya muy rápidamente, y ustedes son la gente a la que Dios quiere cambiarles el rumbo de sus vidas y prender fuego en sus corazones por él, para que vaya a ganar gente para su reino.

Todos en las iglesias siempre piensan que son esos tipos por allí, o ellos por allá. Pero no, eres tú. Dios quiere hacer por ti, lo que hizo por "una" mujer, o lo que hizo por "un" discípulo, o lo que hizo por Pablo, el apóstol.

Ahora ve cuál es el problema de ella, es un problema bastante profundo. ¿Pero podrá ser peor que el problema de la pequeña niña que se está muriendo? Diremos que no podría ser más grave que eso, pero observa el trauma emocional en el alma y mente de esta mujer, debido al problema físico.

"Y una mujer que estaba con flujo de sangre doce años hacía, y había sufrido mucho de muchos médicos, y había gastado todo lo que tenía, y nada había aprovechado, antes le iba peor, como oyó hablar de Jesús, llegó por detrás entre la compañía, y tocó su vestido. Porque decía: Si tocare tan solamente su vestido, seré salva."

Ahora, hay un par de cosas que aclarar, antes de proseguir. Número uno - esta mujer había estado sangrando por 12 años. De acuerdo con la ley levítica, con la que los judíos se regían, si una mujer sangraba anormalmente después de su tiempo cada mes, cada día se le destinaba como una mujer impura y tenía que pasar por limpiamientos ceremoniales de todas sus ropas y en cualquier lugar que ella se sentara, tenía que ser ceremonialmente limpiado. Si una persona entraba a su casa durante este tiempo, ellos tendrían que ser limpiados y tomar unos baños especiales para limpiarse por estar en una casa de una persona impura. Si se sentaban en el ...


This page:




Help/FAQ | Terms | Imprint
Home People Pictures Videos Sites Blogs Chat
Top
.