peperonity.net
Welcome, guest. You are not logged in.
Log in or join for free!
 
Stay logged in
Forgot login details?

Login
Stay logged in

For free!
Get started!

Text page


todorelatosxxx.peperonity.net

Gozando desde pequeña

Nuestra familia siempre fue muy
especial(bueno eso pensaba yo)
porque en casa casi todo era
permitido, al tener un solo baño
y escasear un poco el agua casi
siempre nos bañábamos juntos
y nos vestíamos todos en un
mismo cuarto porque la ropa de
los cuatro estaba guardada en
un mueble de esa habitación, de
manera que para mí, vernos
desnudos o en ropa interior era
lo más normal,
El departamento como
mencioné era pequeño con dos
habitaciones continuas sin
puerta, en una y en una misma
cama dormíamos mi hermano y
yo y en la otra mis papas.
Mi vida cambió radicalmente
cuando entré a la escuela, pues
antes de esto mi mamá pasaba
por mí a la guardería y junto con
mi papá regresábamos ya un
poco noche a la casa, en tanto
que cuando entré a la escuela,
mis papas nos pasaban a dejar
por la mañana y un poco
después de medio dia regresaba
con mi hermano a casa donde
pasábamos solos toda la tarde.
La actitud de mi hermano hacia
mí cambió en esta nueva etapa,
pues notaba que siempre que
podía me veía las pantaletas, se
sentaba enfrente de mí y como
yo sin malicia casi siempre me
sentaba con las piernas abiertas,
pues no perdía de vista mi
entrepierna,y cuando veíamos la
tele él se sentaba con las piernas
abiertas y me jalaba para que
me sentara enmedio y me
abrazaba, yo sentía una cosa
muy bonita estar así junto a él y
su respiración junto a mis oídos
me proporcionaba un cosquilleo
muy agradable,aparentando
descuido me tocaba las piernas
o me hacia cosquillas con lo que
se me subía el vestido y me
tocaba el estómago.
Mis primeros recuerdos claros
de sexo son mas o menos a esa
edad, pues resulta que, dado el
estrato social en que viviamos y
el tamaño de los departamentos
era común que todos los niños
salieran al corredor a jugar; yo
por supuesto desconocía este
tipo de actividades en las que,
obviamente mi hermano ya
participaba desde hacia tiempo.
Un día me dijo:
¿quieres salir a jugar?
aquí hace mucho calor,como le
dije que si, salimos al corredor
donde estaban todos los niños y
nos integramos a jugar con
ellos,con el paso de los dias me
di cuenta que había ciertos
juegos que tenían un halo de
misterio y excitación,ya que
varios niños y niñas se metían
como escondiendose a alguno
de los departamentos
dejandonos a los mas chicos
con un niño mas grande
cuidando por si alguien llegará
de repente.o sea "echando
aguas"
Mi hermano por supuesto
entraba con ellos y me decía que
lo esperara que no tardaba,
después de un rato salían
jugaban un poco con nosotros y
volvían a entrar, al principio no
lo tomé muy en cuenta, pero
como eso se repetía todos los
dias me dio mucha curiosidad y
le pregunté una tarde cuando
llegábamos de la escuela que a
que jugaban cuando entraban
varios niños y niñas a algun
departamento y que porqué me
dejaba afuera.
mira-me dijo-
Ese juego solo lo jugamos los
más grandes.
¡No es cierto! -le dije-
También entra Juanita (era una
de nuestras vecinitas) y es mas
chica que yo.
bueno-me volvió a decir-
si te digo me prometes que no
le vas decir a nadie
¿Porqué?- le dije-
Es que si se enteran nuestros
papas se van a enojar mucho
con nosotros y ya no nos van a
dejar salir a jugar.
Eso me intrigo aún mas y le
prometí que no iba nunca a
decir nada.
Mira,cuando entramos hacemos
"malditurias".
¿Y eso que es?-le pregunté
Verás, a los niños nos gusta
mucho verles las pantaletas a las
niñas y cuando entramos nos
dejan que les subamos el
vestido y se las veamos, luego si
queremos se las podemos bajar
y acariciarles su "pepita" y las
niñas si quieren pueden
bajarnos los pantalones y los
calzones y nos acarician nuestro
pito y algunas hasta le dan
besitos.
me intrigo mucho lo que me
dijo, y obviamente quería saber
exactamente como era el juego,
por lo que le dije
¿Oye, hoy cuando salgamos a
jugar puedo hacer
"malditurias"?.
porque no entro contigo ya ves
que casi todos entran con sus
hermanas a jugar.
era verdad cuando entraban los
niños mas grandes casi siempre
los acompañaba su hermana
-pues si quieres, pero ya sabes
no le digas a nadie.
salimos a jugar y al rato vi que
varios niños se hicieron señas
de que iban a entrar a hacer
malditurias, me acerqué a mi
hermano y entre junto con ellos,
eramos tres niñas y tres niños,
juanita la más chiquita, yo y una
niña como de siete años, los
niños todos eran más grandes
como de la edad de mi hermano
y eran a su ves hermanos de las
otras dos niñas,
afuera se había
quedado los peques con los
otros para "echar aguas"
todos se notaban muy nerviosos
y excitados al igual que las
niñas, en el cuarto había dos
sillones chicos y uno más
grande bastante viejitos, mi
hermano tomó de la mano a
Juanita y la llevó a uno de los
sillones la acostó con las
piernitas colgando, le subió el
vestido y le bajo las pantaletitas,
la otra niña también estaba
acostada con el vestido
levantado ,el niño que no era su
hermano estaba enfrente
bajándole ya las pantaletas,yo
estaba muy confundida sin
saber que hacer ,fue cuando me
habló el otro niño y viendo que
no sabía que hacer me dijo:Ven,
vamos al otro sillón, igual me
acostó con las piernas colgando
me subió el vestido, me bajo las
pantaletas y abrió los labios de
mi pepita para verla
detenidamente, no supe
exactamente lo que paso pero
con lo que veía y lo que me
estaba haciendo me excite
tremendamente empecé sentir
un cosquilleo muy especial y
mucho gusto cuando me tocaba
mi pepita.
luego subió mis pantaletas me
acomodó el vestido y me puso
de pie, inmediatamente se
desabrochó el pantalón y se lo
bajo junto con sus calzones
saliendo disparado su pito,
chico pero muy duro, como yo
no hacia nada,tomó mi mano y
me dijo que se lo agarrara y con
su mano sujeto la mía y empezó
a subir y bajar, no sabía
exactamente que pasaba pero
cómo me gustó, estaba muy
excitada.
Busque a mi hermano y estaba
también de pie con los
pantalones y los calzones
bajados y Juanita le estaba
dando besitos en su pito, la otra
niña me asombró mucho
porque estaba agachada y tenia
el pito del niño en la boca.
Asi estuvimos un rato hasta que
se hicieron señas los niños, se
subieron los pantalones y nos
salimos todos.
seguimos jugando en el
corredor con una pelotita como
si nada, al rato volvieron a
hacerse señas y volvimos a
entrar, que emocionante era
pues todos hacíamos con
mucho nerviosismo y excitación
igual, una ves adentro, cada
niño agarraba una niña la
costaba,le subía el vestido,le
bajaba las pantaletas y le tocaba
su pepita , el niño que estaba
conmigo era el que vivía en ese
departamento y me llevo a otra
pieza donde había una cama y
ahí me acostó con las piernas
colgando, me subió el vestido e
igual bajo mis pantaletas, me
abrió mi pepita y acerco su cara
y me paso la lengua a todo lo
largo.
¡Que cosa tan tremenda sentí!
Nunca había experimentado
nada igual el roce de su lengua
con mi pepita era algo riquísimo
y me gustó mucho, me estuvo
chupando un ratito, luego subió
mis pantaletas y me puso de pie,
y se saco su pito y me dijo te
toca chuparlo,me extrañe un
poco pero no me hice del rogar
y aunque no tenía la mínima
idea de que hacer me lo metí a
la boca y me gustó, me dijo
pásale la lengua por toda la
cabeza, así lo hice, a él le agradó
mucho y a mi me parecio algo
muy excitante.
Ya vamos a salirnos, dijeron, se
guardo su pito y nos salimos.
esa tarde descubrí,esas
sensaciones maravillosas que
además me habían encantado
Al regresar a casa me preguntó
mi hermano:
¿te gustó hacer "malditurias"?
si- le dije- senti unas cosas muy
raras pero me gustaron mucho.
Como ya era algo tarde, nos
apuramos a hacer la tarea,
llegaron nuestros papas,
cenamos y como siempre nos
acostamos.
pero estas ves las cosas fueron
diferentes, después de un rato,
cuando ya casi estaba
quedándome dormida mi
hermano metió su mano por
debajo de mi pijama, llego a mi
pepita y empezó a subir y bajar
su dedo por enmedio de ella, yo
sentía un gran placer, así siguió
un buen rato que sensaciones
tan extrañas y tan placenteras
tenía después se bajo su pijama
y puso mi mano al rededor de
su pito, estaba bien caliente y
duro, me indico lo que debería
de hacer y empece a
masturbarlo lenta y torpemente,
pero eso le bastaba para sentir
un gran placer, me siguió
haciendo con su dedo, yo casi
gritaba de lo rico que estaba
sintiendo hasta que me
hormigueo todo el cuerpo y se
me nubló todo y entonces si de
verdad quise gritar, pero mi
hermano me tapo la boca con su
otra mano,
¡Había tenido mi primer
orgasmo!
y fue la cosa más fascinante que
pudo haberme sucedido
me dijo que le siguiera
haciendo, tan contenta estaba
que le seguí haciendo más
rápido hasta que él se puso muy
...
Next part ►


This page:




Help/FAQ | Terms | Imprint
Home People Pictures Videos Sites Blogs Chat
Top
.