peperonity.net
Welcome, guest. You are not logged in.
Log in or join for free!
 
Stay logged in
Forgot login details?

Login
Stay logged in

For free!
Get started!

Text page


todorelatosxxx.peperonity.net

La hermosa Laurita

Laura salia de bañarse y como
siempre iba a saludar a los
padres antes de irse a dormir.
Era la más grande y por eso se
quedaba más tiempo en el baño.
Ese día había descubierto que se
sentía lindo dejar que el agua
cayera en su conchita, y por eso
abría las piernas. Hacía poco que
había cumplido los 12 y sus tetas
eran cada vez mas grandes.
Se metió en la cama en el medio
de su papá y su mamá y se
quedó dormida. A la madrugada
su papá se dio cuenta de que
estaba con la nena al lado, corrió
las sábanas y la vio con el
camisoncito subido y sin
bombachita...
...esa visión lo perturbó un poco,
pero en seguida la llevó a su
camita.
Laura se despertó en los brazos
del padre, eso le encantaba. Y le
gustaba no usar bombacha.
- papi......... tengo sueño...... te
quedas?
-no, no puedo hermosa, tengo
que trabajar mañana
(entonces ella se hacía la nenita)
- pero papi, yo quero... ademas
teno frio ahi abajo...
- y claro bombom, si no te pones
la bombachita...
y le empezó a hacer cosquillas en
la conchita. Siempre jugaban a lo
mismo hasta que ella empezaba
a temblar y despues quedaba
dormida, como inconciente.
A ver hermosa que hay abajo del
camison..........
- no papi no me mires
- a ver......... mmmmmmmm que
lindo
- no papi no.......¿en serio es
lindo?
entonces ella cerraba los ojos......y
se dejaba hacer. A el esto lo
ponia a mil, pero mas que nada
era la única forma de hacerla
dormir....
Del cuaderno de Laura:
Un día me quemé en varias
partes del cuerpo. Y las heridas
se fueron yendo, pero después
de ir por última vez al médico me
recetó una pomada para que me
pusiera.
Esta quemada no me permitió ir
a clases por una semana ya que
no podía usa mis manos. Al llegar
a la casa, me di cuenta que me
tenían que ayudar en todo,
vestirme, bañarme, darme de
comer, en todo lo que implicara
usar las manos, en fin toooodo. Y
además mamá no estaba porque
estaba de viaje con mis
hermanas.
Mi papá me dijo que no me
preocupara que él la ayudaría y
que me iba a mimar mucho.
Cuando llegó la hora de comer,
me dio la comida como cuando
era chica, después llegó la hora
de bañarme, lo que me angustió.
Le dije que me daba pena y él me
dijo que si quería llamaba a la
vecina para que me ayudara y le
dije que no importaba que él era
mi papá. Él también estaba medio
nervioso, no quería ni mirarme,
me ayudó a quitarme el vestidito
que tenía, me volteé para que me
desabrochara mi brasier, sostén
o sujetador como lo quieran
llamar, lo cual le costó por los
nervios y me bajó las pantaletas,
al principio me tapé un poco
como pude y entré deprisa a la
ducha que ya estaba con agua
bien caliente como me gusta, a
los pocos minutos lo llamé para
que me pusiera jabón cosa que
me daba pena y él también, cerró
las llaves y abrió las puertas, no
quería ni mirar, le dije que se
calmara que era su hija a lo que
respondió precisamente, buscó
una toallita pequeña y la lleno de
jabón, y comenzó por la parte de
atrás, primero la espalda, luego
bajó a las piernas y de último mis
nalguitas, luego me volteé y la
pasó por mis brazos, cuello
axilas, al llegar a la parte de mi
pecho se detuvo un momento y
le dije que dejara la pena que
tenía frío, lo que había
ocasionado que se me pararan
mis pezones, lo enjabonó y
después fue bajando por mi
barriga hasta llegar a mi herida la
cual saltó a mis piernas, le dije
que le faltaba el entrepierna, que
lo lavara porque cuando hacía
pis, no me podía limpiar bien y
sólo me echaba agua en el bidé,
le abrí un poco las piernas y
pudo ver por completo mi
conchita que me la habían
afeitado por completa en la
clínica para que no se fuera a
infectar la herida con mis vellos,
la enjabonó con mucho y
cuidado y pena, luego me lavó la
cara y me puso champú y abrió
las llaves para que me enjuagara
y esperó a que estuviera lista
para secarme y mientras lo hacía
me dijo que ya era toda una
mujer y sonrió, después fuimos a
mi cuarto y me vistió con un
camisón de los que uso para
dormir, le dije que sin pantaletas
porque me molestaba la liga en la
herida, en eso me dijo que me
acostara que me iba hacer la
limpieza con las cosas que nos
dieron los médicos, con mucho
cuidado me puso agua
oxigenada en las manos y vientre
para desinfectarlo bien y
después me puso la pomada con
más cuidado ,ya que con cada
roce de él, yo me quejaba del
dolor.
Al día siguiente me dio el
desayuno y se fue a trabajar, me
dijo que me ayudaba a bañar
cuando regresara, pasé todo el
día aburrida y pensando en
cómo me había gustado que me
bañaran, parecía una princesa,
en realidad ese era el trato que
me estaba dando mi papá y lo
esperaba ansiosa para que me
volviera a bañar. Cuando era la
hora del almuerzo llegó y me dijo
que se había tomado la tarde
libre para hacerme compañía y
había alquilado 2 películas para
verlas en el transcurso de la
tarde, comimos y fuimos al baño.
Me quitó el camisón y abrió las
llaves, yo me metí y le dije que
por qué no se ponía algo más
cómodo mientras me mojaba un
rato y así fue, cuando se cambió
volvió y me preguntó si ya está
lista y le dije que sí, cerró las
llaves y abrió las puertas, se
había puesto un boxer y estaba
sin camisa, como anda
normalmente por la casa me dijo
que iba a buscar la toallita y le
dije que no, que raspaba mucho
y me dijo que con qué entonces,
le dije que con la mano como se
bañaba él, agarró el jabón y se lo
frotó y me volteé y comenzó por
la espalda nuevamente, me sentía
extraña pero me gustaba, tenía
una manos grandes y fuertes,
bajó a las piernas y por último el
trasero, me di la vuelta y
enjabonó brazos y cuello, al
empezar a enjabonarme las tetas,
al sentir sus manos se me
pusieron los pezones duros de
inmediato, lo cual el sintió y yo
me estremecí, bajó a mi barriga y
piernas, al abrir mis piernas un
poco para facilitarle el lavado de
mi concha noté que le estaba
empezando a crecer un bulto en
el short, al tocarme vi una
erección que ya no podía
disimular, me la lavó bien, cosa
que me causó una sensación
indescriptible, ya que había sido
el primer hombre que me tocaba
todas las partes de mi cuerpo, al
pararse para enjabonar mi cara y
ponerme el champú, no aguanté
la risa y le dije papi mira cómo te
has puesto, él me pidió disculpas
y me dijo es que tú eres una
señorita muy bonita y desde que
murió tu madre no había vuelto a
tocar a una mujer, cerró la puerta
y abrió las llaves. Al terminar me
secó y mientras me secaba le
pregunte si en verdad no había
estado con una mujer desde
hace 2 años que murió mamá y
me dijo que no, yo le comenté
que él había sido el primer
hombre en tocarme todo mi
cuerpo y me preguntó si no
había tenido nunca novio a lo
que respondí que no, y tampoco
me había dado ni un beso en la
boca con nadie, me dijo que si
mis amigos eran ciegos que yo
era una señorita muy bella.
Despues fue a mi colita y me dijo
que me tenia que limpiar bien
por lo que puso un dedo en mi
culito y lo fue metiendo de a
poco. Le dije ay papi que lindo
eso y me dijo que que lindo que
me gustara.
Fuimos al cuarto y me hizo la
cura y me puso el camisón.
Al entrar la noche le dije para ver
una de las películas que había
traído, me acosté en el sofá que
está en el estudio donde está el
VHS y él se sentó en su silla de
cuero que era reclinable,
comenzamos a ver la película y la
media hora le dije que la parara
un segundo que iba a buscar mis
almohadas, pero las buscó él, me
preguntó que cómo las quería y
me levanté para que las pusiera
debajo de mi barriga cosa que al
acostarme boca abajo que era
como me gustaba acostarme no
me molestara la herida y así lo
hizo, las acomodó de tal forma
que estuviera cómoda. Seguimos
viendo la película, la cual estaba
muy interesante y sin intención
doblé las rodillas con los pies
para arriba y los abría y cerraba,
como no tenía pantaletas y no
me acordaba se me veía todo por
debajo del camisón, como la
pared que estaba por detrás del
T.V. era de espejos, vi que mi
padre me estaba viendo muy
concentrado, y como la silla de él
quedaba al fondo de la
habitación y el sofá donde yo
estaba quedaba a un lado él
podía verme toda la entrepierna
y noté que tenía una erección
más grande que la del baño. Eso,
no sé por qué pero me estaba
gustando que él me viera y
disimuladamente abrí un poco
más las piernas, después con la
excusa que me picaba la herida,
me subí un poco el camisón al
rascarme con el brazo lo que le
daba una mejor vista de mi
conchita, eso me empezó a
excitar y por lo visto a él también,
no me quitaba la vista de encima.
Terminamos de ver la película y le
dije que me iba a dormir, me
acompañó al cuarto y me arropó,
costó mucho para que me
durmiera, no hacía otra cosa que
pensar en mi papá, la forma en
que me ...
Next part ►


This page:




Help/FAQ | Terms | Imprint
Home People Pictures Videos Sites Blogs Chat
Top
.